TOMA NOTA DEL MENSAJE DEL MENSAJERO



Hace años, cuando era, además de Secretario de Galicia, Responsable del Departamento de Captación de Fondos de Cruz Roja Española (difícilmente existe un trabajo más bonito), tuve el honor de participar en una de las primeras jornadas que se organizaban en España sobre fundraising y RSC. Hablamos de la "prehistoria" del sector en España, aunque no hace tanto tiempo :-) más o menos hacia 1995. 

Pues bien, en estas jornadas otro ponente realizó una presentación sobre su plan de RSC. Se trataba de  Francisco Martí Frias, Presidente de MRW, en la que explicaba, peleándose con el power point, la implicación de su empresa con el tercer sector a través de diferentes iniciativas: bonificando envíos a cooperantes, realizando descuentos a ong´s, etc.. Era algo novedoso por cuanto todavía no era una práctica generalizada (aun hoy sigue sin serlo). El hombre tenía las ideas claras, se explicaba con suma sencillez, con un lenguaje llano y directo, como sólo un empresario echo a si mismo sabe hacer. Él quería ayudar y lo hacía a su manera, con su proyecto empresarial y el de todos sus franquiciados. Tenía en mente imprimir una sello de solidaridad a su acción empresarial y desde luego que lo logró. Desde entonces hasta hoy MRW es una de las empresas abanderas del RSC en este país, que sirve de ejemplo internacional de implicación social. Otras le han querido emular, pero cuando las cosas se hacen desde el convencimiento y con el corazón, son difíciles de superar.

Traigo hoy al blog un claro ejemplo de su compromiso: La acción solidaria puesta en marcha el pasado septiembre por MRW consiste en que los ciudadanos aporten 1 euro por cada uno de los servicios gratuitos contratados que la empresa pone al servicio de los que más los necesitan, destinando la totalidad de lo recaudado a proyectos sociales, implicando así a sus clientes en la acción social de la empresa. En este caso la recaudación ascendió a 100.000 euros que fueron destinados a un proyecto que Acción Contra el Hambre tiene en Conakry (Guinea) con la finalidad de reducir la inseguridad alimentaria y económica de 2.000 familias. La acción sigue con otros proyectos. 

Si todas las empresas que en España se lo pueden permitir tomaran ejemplo de MRW las aportaciones para el tercer sector del tejido empresarial español crecerían como la espuma. Bien por ellos.

Toma nota del mensaje, en este caso del mensaje del mensajero. 


Comentarios