Pepe García

Mi foto
Me gusta relacionar el progreso social con las empresas y la tecnología. Tengo entre manos el desarrollo de un proyecto apasionante: Innova Consultores Parte del tiempo libre que me queda, después de familia, trabajo y política, se lo dedico a ser voluntario del área de Cooperación Internacional de Cruz Roja. No me dan las 24 horas del día :-)

EL DIA DE LA AYUDA HUMANITARIA

Hoy celebra la ONU el día mundial de la ayuda humanitaria y este blog no podía dejar pasar la efemérides.

Hoy el protagonismo debería ser de los voluntarios y voluntarias que trabajan en los proyectos de campo.

Nosotros hacemos una simple mención de la importancia que tiene en toda acción humanitaria, a lo largo y ancho de este mundo, las captaciones de fondos que se promueven a través de campañas de fundraising para sustentarlas. Campañas que este blog, humildemente, trata de difundir y analizar con el nombre de "marketing humanitario".

Vaya nuestro agradecimientos para todos ellos, personas que con su labor demuestran que las pequeñas acciones individuales hacen que el mundo pueda ir a mejor. Que no pierdan esa luz especial que tienen, que es la que orienta la dirección correcta.

En eso creemos.

www.marketinghumanitario.com ayudará, poniendo su granito de arena, a mejorar la captación de fondos que les permita seguir desarrollando su labor.

MANGAS QUE SALVARÁN EL MUNDO, PERO ESTA VEZ DE VERDAD



Greenpace lleva tiempo tiempo visibilizando, a través del proyecto Detox, la necesaria mejora de las prácticas medioambientales y laborales de los grandes de la moda.

Lo hacen como ello saben, luchando contra el sistema en clave denuncia.

Ahora añaden a la campaña un nuevo eje: la sensibilización sobre la urgencia del cambio de la industria de la tecnológica hacia la innovación sostenible.

El medio ambiente de nuevo en el centro de todos los análisis de peligros globales. Y así deberá ser hasta que cambiemos.

La campaña se centra en gadgets de uso masivo, como los smartphones, intentando concienciar sobre la necesidad del cambio en nuestros hábitos de consumo relacionados con la tecnología. Casi nada.

Se puede pensar que una campaña así llega tarde. Que ya tenemos "programadas" nuestras conciencias para el consumo masivo despreocupado de aparatitos tecnológicos. Si hay que cambiar el modo de consumirla habría que desplegar mucha imaginación y gastar toneladas de dinero para convencer. Sólo hay que fijarse en qué móviles usan los activistas medioambientales... los mismo que todos.

Cuesta asimilar que la innovación tecnológica que tenemos entre manos, la que usan nuestros hijos, puede causar algún mal al planeta. Aunque eso ya pasó con los abonos o los detergentes hace 40 años.

No obstante, términos como energía sucia, salud de los trabajadores, basura electrónica, obsolescencia programada o químicos tóxicos, bien merecen pararse un poco a reflexionar.

Y aquí aparece el #marketinghumanitario, desarrollando una campaña adaptada a los líderes de opinión de estos productos, los jóvenes . Pretende influenciarles a través de dibujos manga, con personajes héroes defensores del medio ambiente del planeta. Nos parece un "vehículo aspiracional", el héroe manga, muy acertado.

Si conseguimos que los más jóvenes se preocupen de proteger el medio ambiente y de cambiar hábitos de consumo masivo, habremos avanzado algo en la necesaria concienciación en edad temprana.





El corto de la campaña carga contra las grandes de la moda. Marcas entre las que se encuentran los Calvin Klein, Gerogio Armani, Zara o Victorias Secret. Estar en esta lista ya le gustaría a más de uno, porque significa que te considera un líder mundial, pero ojo, porque estás en el bando de los canallas.

Desde luego muchas no reaccionarán hasta que la campaña logre hacer suficiente "ruido". Y el manga es una buena manera de facilitarlo.

No obstante, hemos de decir que algunas de las empresas tienen este sentir corresponsable más desarrollado que otras. A mi me consta que la gente de Inditex, que los conozco por cercanía, está priorizando estos temas con el área de Sostenibilidad. La imagen corporativa tiene su peso, sin duda, pero también el verdadero sentir de la gente joven que allí trabaja está provocando cambios.

En nuestra opinión es crítico que la campaña, o la línea editorial de estos vídeos, se centre verdaderamente en cambiar las cosas y no se deje manejar como marionetas por el sistema. Una serie manga que critique a los anunciantes se podría encontrar con dificultades para que la emitan en canales comerciales. Pero para eso está la red...

También pensamos que se debe alentar el cambio individual, pero sin radicalizar los planteamientos de defensa. Es sabido que campañas de este corte, por entenderlas tendenciosas y manipuladoras, tienen un alto rechazo en las capas medias de la sociedad, que son las que finalmente deben impulsar el cambio hacia arriba, modificando sus pautas de consumo. Por qué ahí es donde les duele, en las ventas.

No obstante hay quien defiende que si no se hace ruido no se cambia nada. Que si no se remueven las conciencias, no se acciona la palanca interna del click cerebral que promueva el verdadero cambio.

Nosotros somos mucho más partidarios de campañas de concienciación públicas-privadas, bien dirigidas y planificadas, junto con medidas legales-administrativas de apoyo al que cumpla y de sanción al que transgreda la normativa medioambiental, que, por cierto, hasta ahora es de una laxitud cabreante.

Y las campañas las haríamos obligatorias en los colegios, como una asignatura importante para el futuro de todos. Pocas cosas más eficaces hay en la unidad de consumo líder de la OCDE, la familia media con entre 1 y 2 hijos, que los niños no quieran ciertos productos porque en su entender dañan el medio ambiente. Es el camino, no tenemos ninguna duda, pero, paradójicamente, todavía no se ha conseguido concienciar a los responsables del diseño escolar curricular de los más pequeños.

Extremando las razones, no quedarán ríos que estudiar si no los salvamos primero.

Ahora bien, desde la acción combinada de política y tercer sector se pueden cambiar las cosa. Si detrás, empujando, se construye un movimiento organizado que utilizando la diplomacia humanitaria, anime e impulse a las administraciones a cerrar filas para modificar determinadas pautas globales, se puede lograr.

Mientras tanto, bienvenidos los mangas a este mundo.

Así no se puede seguir



Una forma, algo cruda, de visionar un devenir posible de la humanidad que, por desgracia, no se aleja mucho de lo que piensa un porcentaje elevado de personas. 
Para muestra el laxo Acuerdo de París que parece no contentar a nadie y en donde la economía de mercado se ha vuelto a imponer al bienestar de todos.
Entiendo que el futuro lo creamos, en parte, según nuestros comportamientos presentes y mejorarlos es una de las principales misiones que tenemos que asumir entre todos. Si somos capaces, lograremos cambiarle el final a esta triste historia.



Animal Copyrights

Os traigo una preciosa e inteligente campaña puesta en marcha por WWF. Con ella pretenden captar fondos para ayudar a proteger especies en peligro de extinción y sensibilizar sobre la belleza de la naturaleza salvaje.

Han creado un banco de imágenes captadas por animales en libertad a los que se les ha colocado una cámara. Las instantáneas han sido filtradas y las elegidas retocadas para hacerlas atractivas para la venta.

Posiblemente el famoso selfie del mono y su polémica con los derechos de autor haya sido el detonante de la idea, pero en cualquier caso me permito felicitarles porque me parece un campañón, original, tecnológicamente avanzado, escalable y que conectará con el perfil del actual donante de ong´s medioambientales. 

Combinar 1º la creación de productos atractivos para clientes tan exigentes, por ejemplo, como agencias de publicidad, 2º  que ese producto haya sido creado directamente por un animal en libertad y 3º que el beneficio de la venta de ese producto vaya a financiar la protección de ese mismo animal es un triple objetivo que para si quisiera cualquier otra campaña de fundraising el mundo.

El vídeo lo explica perfectamente.



Ganará premios, al tiempo.

Oxfam Intermón y las oportunidades perdidas

Oxfam Intermón ha decidido publicar en las redes sociales un vídeo para explicar en 3 minutos lo realizado en 2013 y 2014. No sé si lo han hecho otros años o este es el primero.
Vaya por delante que son una de las ong de referencia en el plano internacional y su compromiso y profesionalidad están fuera de toda duda. Pero en este blog toca analizar las acciones desde la perspectiva técnica del marketing humanitario.
Una organización como OI dispone de recursos suficientes para editar vídeos que cumplan con los 3 requisitos que todas las acciones de comunicación del tercer sector han de tener: 
1º Ser capaz de llegar a la cabeza, al sentido común del socio, donante, voluntario o simpatizante.
2º Una vez allí y bien captada la atención, bajar al corazón hasta atraparlo (un vídeo así, si no te pone al menos dos veces la piel de gallina hay que repetirlo-la música es vital para conseguirlo) 
3º Atrapada mente y alma toca bajar definitivamente hasta la cartera.
El vídeo titulado "Memoria 2013-2014" persigue los 3 objetivos, los guioniza añadiendo una música animosa, pero para el nivel de los vídeos actuales, creo que no alcanza el estatus. Este es el vídeo:


Me parece un error táctico difundir un vídeo con ese título ( muy potente por lo que significa) sin que pase el tamiz de la emoción, sobre todo por la importancia creciente que tienen los vídeos en las redes. Llegar al corazón del vídeo espectador es algo que cualquier acción de comunicación y/o difusión de las ong debe de tener presente y  no puede renunciar a ella y menos una organización del nivel de OI. Si creen que este año toca darle visibilidad a voluntarios y/o técnicos (es lo que parecen ser los speakers) que el realizador tenga claro que si a ellos no le sale el moquillo al verlo, el vídeo no está listo y emitirlo en esas condiciones le condena al casillero del olvido.
OI ha hecho infinidad de cosas en el 2013 y 2014, cosas increíbles y maravillosas, tanto que parece magia lo que son capaces de lograr. Cualquier director de marketing "mordería" por tener la capacidad de emocionar que tienen todos los proyectos y programas de OI en el mundo. No hay mejor temática para erizar la piel que el trabajo humanitario bien hecho. Es por ello que han de poder decirlo, gritarlo, porque además haciéndolo favorecen que el mundo entienda mejor lo que hacen y fortalecen los vínculos que necesitan tejer con la sociedad.
El vídeo "Memoria 2013-2014" nos parece una acción poco eficiente (siempre desde la perspectiva del marketing humanitario) primero porque no es una memoria, es un relatorio básico de grandes proyectos, segundo porque no emociona (o al menos para el nivel de exigencia de este blog) y tercero porque el próximo vídeo, que lo habrá, será menos apetecible al verse lastrado por este.
La viralidad en las redes muchas veces se fundamenta en la confianza de sorprender que crees tiene el contenido que estás compartiendo y hoy, en Youtube, casi todo debe de tener este propósito, que se comparta casi de manea automática. Son 3 minutos y 14 segundos esperando una emoción, un erizado de piel, tiempo suficiente para captar un pedacito de nuestro corazón, porque estábamos dispuestos a dárselo. Y no es fácil tener seguidores que esperan que les emociones cada vez que te ven aparecer en las redes con contenidos que prometen. Lanzar un vídeo sobre toda tu activad de dos años es una oportunidad, que de no aprovecharse se convierte en una oportunidad perdida.
Nosotros aquí lo hemos compartido, pero esta vez no nos han emocionado.

Convertir los followers en donantes, cambiando bits por átomos.


Lo bueno de tener un blog sobre fundraisng es que buscando ideas para publicar encuentras proyectos donde la inventiva de la gente no deja de sorprenderte.

Así conocí Ufeed, una iniciativa que pretende dar una vuelta de tuerca a la manera de donar, vinculando solidaridad, viralidad de las redes y el ansía de las empresas de captar "virtualfriends". La idea fuerza es que otros donan por ti ¿Cómo? pues consiguiendo que empresas donen alimentos a ong´s elegidas por ti, a cambio de que te hagas su amigo en las redes sociales y lo difundas.

Ojo al potencial que tiene el proyecto. Todas las empresas tienen productos o servicios que necesitan notoriedad, especialmente con un target determinado. Lo que Ufeed les ofrece es que donen dinero a proyectos en nombre de usuarios que, previamente, se tendrán que hacer sus "amigos" y difundirlo.

Pongámonos en la piel de una de las empresas colaboradoras del proyecto, Seed Box, una compañía que desarrolló un huerto urbano de fácil "plantación" en cualquier piso. Necesita llegar a gente urbana, con poder adquisitivo medio medio-alto, que le preocupe el medioambiente, que pudiera querer tener un huerto en su piso de Madrid que al verlo crecer le hiciera sentirse más ecológico y, por último, que sean tecnólogos usuarios de redes sociales. Aunque parezca una segmentación demasiado exigente hay millones de personas que se amoldan a esta descripción, pero pese a ser tantos es no es nada fácil llegar a ellos a través de canales selectivos y vincularlos con tu proyecto, un win win. En este caso Ufeed se lo facilita. 

El proyecto funciona como argamasa del triple contacto entre donante, empresa y ong, siguiendo unos pasos: 1º El donante elige un producto alimentario para donar, agua incluida 2º Elige entre un grupo de ong potencialmente beneficiarias seleccionadas por Ufeed 3º Escoge la empresa que quieres difundir en las redes sociales vía Twitter o Facebook 4º Le das a click y voalà, ya está. La promesa de Ufeed es que la empresa que elegiste para difundir en las redes sociales donará el alimento elegido por ti a esa ong.

El proyecto es muy original, pero alumbra dudas importantes. La principal es que no dicen ni cuanto ni cómo donas y, pese a buscarlo con esmero, no encontré manera de verificarlo. Sí que aparece que Ufeer se queda con el 15% de las donaciones que consigan, un porcentaje razonable para proyectos de fundraising de este tipo. En la economía del long tail lo lógico sería que agrupasen un numero suficiente de clics de esa empresa, ese alimento y esa ong  y luego se donase la cantidad que sea. Otro "pero" vendría de la mano de saber si las cantidades donadas son lineales o proporcionales a la notoriedad del "virtualfriend" en la red. En mi caso si lo tuiteo hacia mis 11.000 followers (@jmgarciaperez) ¿Sería lo mismo que otro donante que no llegue a los 100? ¿Los dos clicks suponen el mismo desembolso para la empresa? Por otra parte ¿Cómo seleccionaron los proyectos de las ong? ¿A quien le compran los alimentos?... Voy a dejarlo aquí porque tampoco es cuestión de diseccionar un proyecto que está en fase inicial.

Opino que una de las claves del éxito del proyecto pasará por conseguir tracción suficiente por dos vías: usuarios tecnólogos que se enganchen con la idea y empresas que les apetezca meterse en el berengenal del comarketing y microdonaciones. En mi opinión ayudaría mucho ofrecer una mayor transparencia dando información de cuando dona cada empresa por los clics y el dinero que llevan recaudado, así de simple. En cualquier caso la iniciativa merece un aplauso por concretar un modelo que facilita que otros donen átomos por ti a cambio de los bits que generas en tu actividad virtual.

Cruz Roja ¿Y ahora qué?



Voy a tomarme la licencia en el blog, que para eso lo tengo, de explicar el proceso electoral de Cruz Roja y narrar cómo fue en A Coruña, tratando de hacerlo simple y resumido. Pese a todo, aviso que será de poco interés para los que me sigan por el marketing humanitario. Espero que lo perdonen.

El pasado sábado 25 de octubre se celebraron elecciones  en Cruz Roja Española, en donde se eligieron los 8 vocales que formarán parte de cada Comité Local de España, cerca de 900. El ámbito local es el que activa el censo de la organización, 1.200.000 personas.  El reglamento determina que partir de este momento se “construya la casa” hacia arriba, pero ya sólo con los votos de los/as vocales de los comités locales, eligiendo a los/as vocales de los comités provinciales, luego a los/as autonómicos/as y desde ahí los/as 350 representantes de la Asamblea General, máximo órgano de gobierno de la Institución.

Una vez constituida la Asamblea General elegirá a los/as vocales del Comité Nacional y a su Presidente/a para los próximos 4 años. Pero el proceso no acaba ahí, porque la Presidencia Nacional nombrará, de entre las propuestas que reciba, las presidencias autonómicas, estas a las provinciales y estas a su vez a las locales, momento en el que se dará por cerrado el proceso, dentro de unos 6 meses.

En la mayoría de las ocasiones no se celebran elecciones locales porque no se presentan más de 8 vocales, lo que desde la organización y los que la integramos se interpreta en clave de normalidad. De hecho en A Coruña de las últimas 6 sólo se votó en 2. Pero en ocasiones los vocales que se presentan superan los 8 y el censo de esa localidad formado por los socios y voluntarios es llamado a las urnas. Es lo que pasó en esta ocasión en A Coruña, que nos presentamos 15 vocales y había que celebrar elecciones.

El proceso en A Coruña:

Los datos del proceso que tengo son aproximados, así que si hay algún pequeño error espero se disculpe.  En A Coruña ciudad el censo lo forman unas 13.000 personas entre socios/as y voluntarios/as. Votaron 176, el 1,35% del total. Una participación muy baja, pero pese a todo apuntar que en estas elecciones en A Coruña votó más gente que en ningún otro proceso desde que se implantó el sistema electoral actual. A la vista del dato queda como mínimo para la reflexión la importancia de fomentar la participación dentro de la Institución, en las elecciones y en otras acciones como llamamientos de emergencia, por ejemplo. Cuanta más participación, más transparencia, más representatividad y más legitimidad.

Las listas de la Institución son abiertas, es decir, eliges persona a persona a quien votas. Es normal que en las listas abiertas conozcas a tu candidato, en contraposición con las listas cerradas en las que votas a una candidatura en bloque de la que no tienes porqué conocer a todos sus componentes. El espíritu electoral en Cruz Roja es el de listas abiertas y eso a mí me parece que está muy bien. Pero se puede marcar en la papeleta hasta 6 nombres, circunstancia que hace habitual formar candidaturas agrupadas de 6 personas que se presentan en bloque, para así conseguir los votos cruzados de quienes les apoyan, algo permitido por el reglamento. Por supuesto también puedes ir sólo, como en mi caso y el de algún otro/a candidato/a, añadiéndole, vista la situación, un punto de dificultad a la elección.

Y sí había candidaturas, una formada por 6 y otra por 3 personas. De inicio eran favoritas, porque muchos electores/as llegarían (como así fue) con la papeleta cubierta con los 6 o los 3 nombres ya marcados. Los/as candidatos/as agrupados/as en la de 6 sacaron una media de 75 votos y salieron todos/as elegidos/as. Ya sólo quedaban 2 puestos libres. En la candidatura de 3, uno de ellos se destacó con 59 votos. Después entré yo con 55. Es decir, quedé el 8º en número de votos, pero muy satisfecho con el apoyo logrado. Fuera del Comité quedaron otros/as 7 voluntarios/as, los/as restantes de los/as 15 vocales que se presentaron.

¿Y ahora qué?

La verdad es que visto desde dentro y después de 21 años en "la casa", poca cosa, además de seguir colaborando y ayudando como hasta ahora. Eso sí, con un renovado espíritu de ilusión por poder ser testigo directo de una etapa de la que podamos sentirnos más orgullosos si cabe. No obstante, si tuviera que destacar algún aspecto importante en el que profundizar y siempre con la óptica de ayudar, me quedaría con estos:

  • Ayudar en los proyectos de modernización y actualización de los procesos de actividad, toma de decisiones y participación del voluntariado.
  • Ayudar a dinamizar la actividad de la Institución desde planteamientos que busquen maximizar su utilidad ante la sociedad, intentando impulsar proyectos para los nuevos retos que tenemos (desempleo y precariedad económica, medio ambiente, cooperación internacional, preparación para las emergencias, apoyo a los mayores y menores en dificultad,...).
  • Ayudar para poner en marcha proyectos de alianzas y trabajo en red, que hagan de Cruz Roja una guía que anime a avanzar a otras muchas organizaciones, de menor tamaño y capacidad, en el camino de la construcción del tejido del tercer sector con sostenibilidad y profesionalidad.
  • Y más en concreto, además del trabajo orgánico en los diferentes ámbitos, seguiré siendo voluntario activo y ayudando en los programas del Área de Cooperación Internacional del Comité Local de A Coruña.

Cerrar felicitando a los/as otros/as 7 vocales elegidos/as (mis actuales compañeras y compañeros de Comité) y enviando un cariñoso abrazo, por su compromiso, a los/as otros/as 7 voluntarios/as que no salieron elegidos/as, alguno/a de los cuales conozco bien y aprecio sinceramente.

Y a las 55 personas que me dieron su voto que sepan que espero estar a la altura de su confianza. Así dicho no parece gran cosa, pero para mí es un honor y un compromiso.

Ahora, a trabajar por ayudar.

(De la foto lamento desconocer el autor, el nombre de las personas, el tiempo y el lugar, pero la Cruz Roja en el brazo del hombre simboliza muy bien como hacemos las cosas).

¿Por qué me presento a las elecciones de Cruz Roja?

 “¿Por qué me presento a las elecciones de Cruz Roja?”  La respuesta más sencilla sería decir que me presento para ayudar. Que me presento por compromiso, por colaborar en los proyectos de Cruz Roja ante las personas que lo necesiten. Pero para ser honesto, siendo las razones citadas de peso y quizás ya de por si suficientes, hay alguna otra que me ayudó a tomar definitivamente la decisión.

Hace unas pocas semanas le comenté a mi mujer (espero que me perdone la foto) que estaba pensando en presentarme a vocal del Comité de Cruz Roja de A Coruña, animado quizás por la dificultad de estos últimos tiempos que, como a tantos de vosotros y vosotras, me han afectado profundamente. Su respuesta es la que esperaba de ella: “Me alegro, debes presentarte, aunque no salgas elegido, son muchos años de implicación y debes hacerlo.” Y no hubo más que decir. Fue el empujón que necesitaba. Contar con el apoyo incondicional de tu familia es esencial para luego poder quitarles el tiempo que dedicarás al voluntariado sin remordimientos. Y ese apoyo, doy gracias por ello, nunca me ha faltado.

Llevo los últimos 21 años vinculado de una u otra manera a Cruz Roja. En este tiempo he tenido cargos diversos y responsabilidades varias, pero nada es comparable con el orgullo de haber estado compartiendo tiempo y esfuerzo con tantas y tantas personas para ayudar, nada más y nada menos que para ayudar

En lo profesional soy economista y, después de dejar Cruz Roja como técnico en 1999 y antes de emprender mis propios proyectos empresariales, ejercí como directivo en la administración local y en algunas empresas punteras gallegas. En lo vital en estos 21 años me casé, tengo una pareja de hijos maravillosos y en el capítulo de las pérdidas tuve que lamentar el fallecimiento de mis padres.

Y ahora, cerca de los 50, me planteo los próximos 21 en Cruz Roja, como un nuevo reto lleno de ilusión y proyectos.

¿Por qué me gusta Cruz Roja?

Porque te permite colaborar con los programas de “la casa”, como llamamos cariñosamente a la Institución, y puedes apoyar a los voluntarios/as y técnicos/as que los hacen posible; Los conozco bien, por mi trayectoria en Cruz Roja interactué con todos ellos con mayor o menor intensidad:
  • Los socorros, de tierra y mar.
  • Los programas sociales de atención a colectivos como personas mayores, enfermos/as de alzhéimer, sin techo, discapacitados/as, menores en dificultades y las familias que los acogen, menores que necesitan apoyo escolar, inmigrantes, refugiados, mujeres maltratadas, personas en paro y en situación de extrema precariedad económica, usuarios/as de teleasistencia, del centro de día y del transporte adaptado, del reparto de alimentos y ayudas técnicas, los programas de salud, programas que se encargan de dinamizar el propio voluntariado.
  • Los equipos de apoyo psicológico y el SEMUS
  • Cruz Roja Juventud, que llevan a cabo sus propios proyectos y hacen su propio camino dentro de la organización.
  • El Centro de Formación y sus profesores/as.
  • Las actividades y proyectos de medio ambiente.
  • La captación de fondos vía sorteo del oro, socios/as o la venta de loterías y cosas varias para las diferentes campañas cuando toque (algo que he hecho siempre). 
  • Por supuesto el magnífico equipo de técnicos y técnicas de Cruz Roja. 
  • Y claro, como no, mis compañeros y compañeras de cooperación internacional con los que he colaborado, dentro de mis posibilidades, los dos últimos años. Somos pocos en el Departamento, pero eso en Cruz Roja nunca significó un problema. Con un/a solo/a voluntario/a presente la Institución ya ayuda a los más vulnerables.
¿Qué puedo aportar los próximos años a Cruz Roja?

Puedo ayudar a la modernización y actualización de los procesos de toma de decisiones por y desde el voluntariado; Ayudar a dinamizar la actividad desde planteamientos que busquen maximizar la utilidad del tercer sector ante la sociedad; Ayudar para hacer de Cruz Roja un faro aún más potente que guíe y anime a avanzar a otras muchas organizaciones, de menor tamaño y capacidad, en el camino de la construcción del tejido social con sostenibilidad y profesionalidad.

El reto es enorme y todos y todas, si queremos ayudar, tenemos un papel por pequeño que sea. La cooperación estrecha y leal entre todos los estamentos es uno de los caminos a recorrer. Sólo desde el trabajo en alianza y red podemos afrontar las enormes dificultades que nuestro tiempo actual presenta. Puedo aportar ideas y experiencias en esta línea, relacionadas con la mejor interrelación con todas las administraciones e instituciones para ganar en eficacia de cara a la necesidad social. Puedo apoyar en el diseño y puesta en marcha de proyectos que ayuden al desarrollo económico y social de los más vulnerables y dinamicen las oportunidades de las personas menos favorecidas y más alejadas del empleo.

En estas elecciones nos presentamos un total de 15 voluntarias/os para 8 vocalías, por lo que 7 quedarán fuera. En cualquier caso, en mi opinión, estos 7 ya tienen ganado el aprecio de la Institución por su compromiso.

Si tuviese el honor de salir elegido formaré parte del Comité Local de A Coruña desde el que me pondría a trabajar junto con mis otros 7 compañeros y compañeras como hice en estos últimos años, con el propósito de aportar lo mejor de mí en todos y cada uno de los proyectos que se nos presenten.

Ayudar a mejorar las condiciones de vida de las personas más vulnerables a través de la acción y de la prevención es la misión vertebral de la Institución. En eso intentaré centrar mis esfuerzos, en ayudar.

Por todo ello es por lo que me presento a las elecciones de Cruz Roja.



NOTA: Para saber si puedes votar el próximo sábado 25 de octubre en las elecciones del comité Local de A Coruña tienes que consultar este enlace, introduciendo tu DNI lo sabrás. Si estás en el censo y decides emitir tu voto tendrás que hacerlo en persona ese día llevando el DNI de 10:00 a 18:00 a la sede de Cruz Roja en la Calle Cruz Roja (en el Campo de Marte). No se puede delegar el voto, votar por correo, ni hacerlo si no eres persona física (las empresas e instituciones socias no votan).

La foto es de mi amigo Santiago Saiz

Los guerreros de la naturaleza



Que la naturaleza necesita protección es una obviedad que no requiere argumentación. De no existir, la mera acción del hombre per se hubiese devastado el planeta hace décadas. Contaminar las aguas, hacer el aire irrespirable, extinguir especies animales o asolar espacios naturales son algunas de nuestras especialidades como especie.

Es claro que se necesita regulación para defenderla y la tenemos de manera profusa, pero, más allá de lo cotidiano, en países como el nuestro, con enrevesadas leyes medioambientales que obligan a prácticas respetuosas según qué perspectiva, la destrucción medioambiental sigue siendo una de las amenazas más poderosa para el planeta en los años venideros.

Gran parte de su potencial destructivo se deriva del silencio de su avance paulatino e implacable. Pese a la proliferación de leyes no vamos a mejor y nadie parece querer ver lo que se avecina, mucho menos anunciarlo y, lo que es peor, nadie parece querer oírlo, actuando así como los tres monos sabios en su acepción de no ver, no oír y no comentar el mal.

Por acabar con ese silencio luchan los guerreros de la naturaleza, una categoría de activistas sociales que centra sus esfuerzos en hacer visible ante la opinión pública los atentados que se cometen contra el planeta en nombre del desarrollo, de la suficiencia energética o del avance de la ciencia. Personas que anteponen todo a la lucha medioambiental y hacen de ella su vida, por encima de otros ideales  y proyectos, arriesgando en muchas ocasiones la vida en atrevidas acciones de visibilidad o para impedir acciones dañinas.

Quizá, quienes mejor representan esta figura hoy son los hombres y mujeres de Greenpeace. Así bautizaron a uno sus barcos convertido en icono “el guerrero del arco iris” – “ Raimbow Warrior” que adquiriría notoriedad mundial al ser hundido por los servicios secretos franceses en Nueva Zelanda en 1985, donde se encontraban para denunciar y hacer visibles, dificultándolos, los ensayos nucleares de los galos en Mururoa

Tienen en el mar el Raimbow Warior III, botadura financiada por los millones de socios de la organización en todo el mundo, que a modo de supporters aclaman las causas que en su nombre enarbolan.  Aquí habría que recordar que Greenpeace es una ong purista, que sólo acepta donaciones de particulares y no de empresas o gobiernos, como la mayoría de las ong conocidas. Ya comentamos en post anteriores que esa estrategia les hacía independientes de cara al poder, pero un poco más débiles si los ciudadanos les retiraban el soporte financiero.

No cabe duda que la estrategia de ser el altavoz de la humanidad contra los desvaríos medioambientales de multinacionales y gobiernos es la ganadora. Somos muchos los que les animamos a seguir en la brecha poniendo voz a la salud del planeta, sin importar  a quien molesten, ni que sillones remuevan.  La organización ha sabido hacerse oír a través de los medios de comunicación, en ocasiones amordazados por presiones de aquellos que llenan sus canales de anuncios. 

El dinero en su acepción más abstracta no entiende de protección medioambiental. La salud del planeta y su equilibrio no entran en sus ecuaciones invasoras. Aquellas zonas del planeta alejadas de las fronteras de los países desarrollados están huérfanas de protección y se ven agredidas de todas las formas imaginables, siempre en aras de un mayor beneficio económico. La presencia en barcos, todoterrenos o paracaídas de guerreros de la naturaleza, a modo de templarios del S. XXI son quizás su, nuestra, única esperanza. Nada esperan a cambio de sus heroicidades, sólo cumplir su juramento de defensa del medioambiente y ayudar a reparar el daño causado frenando el deterioro de lo que es de todos, la tierra.