NO TE LO LLEVES A LA TUMBA



Una de las vías de captación de fondos que más profundiza sus raíces en el tiempo es la de los legados, aquello que los fallecidos dejan a instituciones, de toda condición, para que perpetúen su labor gracias a la ayuda concedida post mortem.

Para ayudar en causas sociales, en la mayoría de las ocasiones con vinculación religiosa, de agradecimiento por los cuidados recibidos, para conceder becas o ayudas a colegios o universidades, en ocasiones para proteger animales o espacios naturales, para profundizar en la investigación de todo tipo, para construir hospitales, orfanatos, residencias de ancianos, para dar premios, ...la lista de fines a los que se destinan los legados de carácter humanitario es amplia.

Como el sentido común indica, gestionar la captación de fondos de legados es una tarea que lleva su tiempo. En la mayor parte de las ocasiones no se gestiona propiamente la captación del legado en si, sino que llega por generosidad espontánea y no por haber gestionado su captación. En España son comunes los legados cedidos a la Iglesia Católica, sobre todo vía parroquias, la Asociación Española Contra en Cancer también gestiona muchos de personas agradecidas por su gran trabajo de apoyo y acompañamiento en los últimos momentos, sobre todo los dirigidos a profundizar en la investigación de la cura, y otras organizaciones como Cruz Roja también perciben legados aislados.

Llega a mi una iniciativa web www.legadosolidario.org que informa de una manera clara y precisa sobre como realizar legados, tipos de trámites, legislaciones que le afectan, incluso incorpora una batería de organizaciones que se suman a la campaña, entre las que se encuentran muchas de gran prestigio, lo que le otorga mucha credibilidad.

Me parece una acción muy interesante que, entre otros objetivos, consigue clarificar para todo el tercer sector que es esto de los legados y como funciona, lo que sin duda puede traducirse en el inicio de acciones de marketing humanitario dirigidas a captarlos.

Será motivo de otra entrada como articular una campaña de marketing humanitario de legados.

Que descanséis en paz.

Comentarios