Ir al contenido principal

LA HISTORIA DE LOS 3 SOBRES


La primera vez que escuché la historia iba dirigida a un grupo de fundraisers que participábamos en un congreso en organizado por mi amigo Oscar Zuluaga en Bogotá, año 1996. Después la oí repetida en otros foros y dirigida a otros colectivos, pero ya no era lo mismo.

La historia se cuenta así:

Un fundraiser contratado por la Junta de Gobierno de una potente ONG al llegar a su nuevo despacho encuentra a su antecesor recogiendo sus bártulos.

Sorprendido le dice .- Disculpa no sabía que todavía estabas por aquí. Te dejo solo.


.- No te preocupes pasa, pasa – le responde – Estoy terminando. Por cierto, perdona el atrevimiento, pero voy a dejarte aquí estos tres sobres que te serán de ayuda si aparecen dificultades para cumplir con los objetivos que te marque la Junta. Ya mi antecesor me los había dejado y, la verdad, me sacaron de apuros los primeros años. Eso sí, de utilizarlos es muy importante que lo hagas por el orden en que te los dejo. Por lo demás, te deseo lo mejor y que disfrutes mucho del puesto. Hasta siempre.

Se marchó dejando al nuevo fundraiser un poco perplejo. Dejó los 3 sobres en la estantería y comenzó a trabajar.

Pasado un año tenía que presentar su informe anual a la Junta de Gobierno. Las cosas no habían ido como él esperaba. Los resultados no alcanzaban lo previsto y no sabía muy bien como enfocar la presentación. Agobiado, dando vueltas por el despacho, se acordó de los 3 sobres. Cogió el primero, lo abrió y leyó:

"Échame la culpa"

¡Claro! Fundamentó su argumentario defensivo ante la Junta como un alegato contra su antecesor: lo mal que lo había dejado todo, lo que le había costado arreglarlo, que ahora sí estaba en posición de arrancar, etc...

Coló. La Junta aprobó el informe entendiendo las razones y dándole un respiro.

Pasó un segundo año igual de duro que el primero. Las campañas no funcionaron, el sector cada vez era más competitivo y captar fondos se estaba convirtiendo en tarea difícil. Se tenía que enfrentar de nuevo ante la Junta para su informe anual. Se acordó de los sobres. Como un rayo fue hacia la estantería, cogió el segundo, lo abrió y leyó:

"Échale la culpa a la Junta de Gobierno"

¡Eso es!, la Junta debería de implicarse más. Todos los vocales deberían de ser unos captadores de fondos más para la organización, en caso contrario nunca llegarían a los objetivos que se propongan. Yo solo, sin su ayuda, no puedo lograr todos los retos, tenemos que ser un equipo y ellos deben liderarlo ¡Ese era el enfoque!

Funcionó. La Junta hizo acto de contrición, con cierto recelo porque ya eran dos años malos de recaudación y esa era tarea del fundraiser. No obstante reconocieron que efectivamente todos se tenían que implicar más para mejorar los ingresos de la organización. Así las cosas aprobaron el informe un año más.

Y llegó el tercer año. Igual de malo que los anteriores. Las cosas no acababan de funcionar y se acercaba la fatídica hora de la presentación anual a la Junta. Ya no tenía nada que decirles. O el proyecto le quedaba grande o los objetivos eran inalcanzables. Daba vueltas alrededor del despacho pensando argumentos a esgrimir ante los señores de la Junta.

¡Los sobres!

Se abalanzó desesperado sobre el último de los tres sobres que su antecesor le había dejado. Lo abrió y leyó:

" Prepara 3 sobres"

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA SILLA ROJA

La educación es, quizás, el principal vector de trabajo para las organizaciones dedicadas a la cooperación al desarrollo. Favorecer la igualdad de oportunidades a través del acceso a la educación es uno de los caminos que todos los informes serios sobre desarrollo destacan como prioritario.

Entreculturas, una ong de la Compañía de Jesús, impulsa una bonita campaña de sensibilización en sus colegios llamada "La silla roja", con un doble objetivo: 1º Hacer visible entre sus alumnos las desigualdades de este mundo colocando una silla roja vacía en las aulas 2º Captar fondos para poder financiar proyectos educativos a lo largo del mundo.

Simbolizar en una simple silla los problemas del acceso a la educación de menores en países en vías de desarrollo es una gran idea de marketing humanitario, que además permite articular una amplia diversidad de actividades en los colegios implicando muy activamente a los alumnos. Fomentar en los jóvenes valores solidarios es una garantía de una …

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

EL SANTANDER FAGOCITA AL POPULAR Y LO QUE QUEDABA DEL PASTOR

Desde luego la noticia ayer de la venta del Popular por 1 euro al Santander dio para memes de lo más "ocurrentes". Desde el que pide una hamburguesa y le ofrecen el banco como menú extra por 1 euro, hasta la boleta bancaria de la transferencia de la compra por 1 euro en la que le cobran 8 por la gestión. Todo muy propio de la afición española por el vodebil. La operación desde luego es oscura y llamada a generar polémica, principalmente por las decenas de miles de reclamaciones que harán aquellos accionistas que hace un año creyeron en la fortaleza transmitida por el banco para acudir a una ampliación en la que colocaron 2.500 millones, que se dice pronto. Hay unos cuantos despachos que ya están preparando el plan de ataque. Cierto que parece que todo se desenvuelve en el mercado privado y que lo público no se verá afectado. Pero nada más lejos de la realidad. Hagamos una breve relación de algunos de ellos: Primero los cerca de 12.000 empleados del banco, 1.000 de ellos en …