EL ARBOL DE SANTA FE




Os cuento una inteligente acción de captación de fondos que conocí durante unas conferencias de fundraising que impartí el año pasado para la Cruz Roja Argentina.

La idea es de la Cruz Roja de Sante Fé, pero como es lógico es aplicable a cualquier ong, por pequeña que sea. Eso sí, para que funcione debería de contar una ong con reconocimiento social de la población.

La acción consiste básicamente en vender rifas coincidentes con la Lotería de Navidad a los pies de un gran árbol de Navidad situado en el centro de la ciudad. Así dicho parece simple, pero la acción la van aderezando poco a poco con diferentes disciplinas marketinianas.

La rifa daba la opción de ganar un montón de premios donados por empresas locales, que a cambio podían colgar su logo en el arbol solidario (TV´s, cestas, viajes, cortes de pelo,....). La guinda-gancho-premio era un gran coche de lujo instalado con toda la parafernalia a los pies del arbol. Para que te tocase tenías que tener el número coincidente con el gordo (misión imposible).

Aunque lo parecía, el concesionario no donaba el coche. Había un seguro que cubría la contingencia de que tocase. ¿Un coste más? No. Lo pagaba la empresa de automóviles, además de otros gastos de la campaña. Estar expuesto en el centro de la ciudad, a la vista de todo el mundo, anunciando tu marca es un privilegio que tiene su precio.

La acción hasta aquí ya sería suficiente para servir de buen ejemplo, pero hay más. El rizo que me llamó la atención fue que no vendían rifas ¡ captaban socios!

Es decir, para poder comprar rifas aportabas tus datos y pagabas una cantidad que te daba derecho a ser socio. A modo de "wellcome pack" te regalaban las rifas, pero por el mero hecho de pagar ya adquirías la condición de socio y pagabas tu primera cuota.

Más rifas, más cuota. No se podía participar en la rifa sin adquirir la condición de socio.

Por supuesto el reto posterior era trabajar la retención de esos socios captados, pero ¿saben aquello de que es 7 veces más barato mantener un cliente que captar uno nuevo?

Toda la campaña se hizo con voluntarios, desde la directiva haciendo valer sus influencias con la administración local para conseguir los permisos, hasta los captadores de regalos en tiendas de la ciudad. Y luego, por supuesto, los voluntarios a pie de arbol vendiendo rifas,... perdón ... captando socios.

¡Genial!

Comentarios