LA TRIBU DE LOS TOPAMI



El título de la entrada  "TOPAMI", no es el nombre de una tribu indígena, es el acrónimo de "TODO PARA MI". Son esos personajes que abundan en las ciudades, prebostes que se creen tocados por la varita celestial, especuladores con pocos escrúpulos, directivos sin alma y políticos corruptos.  

Esto pasa a escala global. Los TOPAMI están en las grandes corporaciones, propietarias de materias primas que hacen subir el precio de alimentos básicos, acopiando cosechas, que no les importa lo más mínimo las hambrunas que, por ejemplo, se están produciendo ahora mismo en el Cuerno de África, las que, por cierto, eliminarían si se lo propusieran.

Es la historia del mundo, unos abusan de otros, de manera más o menos evidente. En las últimas décadas de forma solapada, la tv e internet ayudan a paliar los abusos, pero el expolio continúa.

La acción de marketing humanitario enfocada en la sensibilización parodia, con dolor, una mítica escena plagada de estrellas (visionada en los master de marketing de medio mundo) en la que Alec Baldwin escoltado por Kevin Spacey les echa un maleducado discurso a Ed Harris y Jack Lemmon vendedores de fincas, para intentar motivarles en la venta, jugando ¡y de que manera! con su autoestima. La peli es Glengarry Glen Ross.





Comentarios