10 CONSEJOS PARA LA FIJACIÓN DE OBJETIVOS - APUNTES DE ESTRATEGIA

En los atribulados tiempos que corren disponer de una estrategia que oriente el camino y fije los objetivos ayuda a eludir la crisis y sus efectos colaterales. Las campañas de captación de fondos no pueden detenerse por la coyuntura económica que nos toca sufrir, todo lo contrario, tenemos que duplicar los esfuerzos para hacer llegar la acción solidaria a los que más lo necesitan, con mayor fuerza y alcance si cabe.

Como la teoría del management se puede trasladar perfectamente a la gestión de las ONG, pese a lo que digan algunos fundamentalistas, os traigo aquí 10 consejos a seguir a la hora de fijar objetivos en nuestras organizaciones, que bien pueden servir de guía. Son de George A. Steiner, profesor de Planificación Estratégica de la Universidad de California.

Están diseñados para atender requerimientos de departamentos empresariales como márketing, compras, RRHH, etc... pero podréis comprobar que sirven como un guante para cualquier ámbito de gestión institucional de las ong´s. Estos son:

1º ADECUACIÓN: Los objetivos deben de favorecer los fines fundamentales de la organización y ayudar a que se avance hacia ellos.

2º POSIBILIDAD DE MEDICIÓN: En los objetivos debe quedar claro qué se espera lograr y cuándo, de modo que puedan medirse durante la ejecución.

3º VIABILIDAD: Los objetivos deben ser alcanzables. Si son imposibles de realizar no motivarán a nadie. Tienen que estar formulados con realismo y con sentido práctico, aunque no sean fáciles de lograr y exijan un esfuerzo considerable.

4º ACEPTABILIDAD: Los objetivos propuestos deben resultar aceptables para todos los miembros de la organización. Si ha de trabajar alguien más con nosotros y los objetivos no le resultan aceptables no se logrará la misma coooperación que si lo fueran.

5º FLEXIBILIDAD: Debe existir la posibilidad de modificar los objetivos en caso de contingencias imprevistas o cambios en las condiciones iniciales.

6º MOTIVACIÓN: Los objetivos deben motivar a quienes trabajan para alcanzarlos. Sin son demasiado fáciles o tan difíciles que resultan imposibles de conseguir, no se logrará motivación alguna.

7º COMPRENSIBILIDAD: Los objetivos deben formularse en un lenguaje claro y sencillo, que todo el mundo pueda entender.

8º COMPROMISO: Una vez establecidos los objetivos, y en especial si participará en ellos más de una persona, es importante comprobar el grado de compromiso de todo el equipo para lograrlos.

9º PARTICIPACIÓN EN LA IMPLICACIÓN: Los mejores resultados se obtienen cuando los responsables de alcanzar los objetivos toman parte en su formulación.

10º COHERENCIA: Los objetivos deben ser acordes a los fines fundamentales de la organización, pero también deben serlo entre ellos dentro de la propia organización.

Espero que te sirvan de ayuda a la hora de planificar tus objetivos.

Comentarios