Ir al contenido principal

Sostenibilidad humanitaria

Las crisis cuando llegan no discriminan. Al principio aparecen a lejos, lentamente. Como un banco de niebla lo van haciendo todo más y más borroso, hasta que sin darte cuenta ya no sabes donde estás y, lo que es peor, tampoco sabes hacia donde tienes que ir. La crisis te atrapó.

Las organizaciones humanitarias no van a poder abstraerse de la terrible coyuntura económica que nos toca vivir. Una peligrosa espiral está empezando a formarse en la sociedad, que como una gigantesca boa atenazará a los más débiles, a los mas vulnerables, hasta ahogarlos.

Durante años el tercer sector vivió en nuestro país una era de esplendor como no había conocido. Se fundaron organizaciones para abanderar causas justas de todo tipo y condición: sociales, educativas, asistenciales, de apoyo familiar, medioambientalistas, de denuncia, deportivas, de cooperación internacional, de ayuda a la emergencia... Enormes dosis de buena voluntad se unían y se volcaban en el trabajo voluntario para defender aquello que entendían más necesario y perentorio.

Durante los años de la expansión había recursos de sobra con los que poder llevar a cabo la acción. Todas las administraciones aportaban fondos para la subsistencia de estas organizaciones que en la mayoría de los casos venían a a paliar déficits asistenciales del estado del bienestar. Cuando las ayudas públicas no eran suficientes se podían apoyar en  las empresas que vivían un ciclo de beneficios sin precedentes. Las acciones de responsabilidad social corporativa proliferaban y hasta las pymes dedicaban recursos a este fin.

Las Cajas y sus obras sociales eran un maná sin fin de fondos para sostener ese entramando de organizaciones. Las convocatorias anuales de ayuda ya se habían convertido en un standar del sector.

Mas allá, las personas tenían un entorno profesional estable y podían dedicarse a colaborar con su organización sin otras preocupaciones. Había recursos y sólo hacía falta su dedicación voluntaria.

Hoy la situación ha dado un vuelco. Las administraciones están recortando las ayudas de manera dramática, las empresas ya no presentan los beneficios de antaño y las Cajas... ¡Ay las Cajas! no sabemos ni que será de ellas. A esto se suma la problemática de cada una de las personas que antes se sentían más seguras en su entorno laboral, lo que les permitía dedicar tiempo y esfuerzos a ese trabajo voluntario.

¿Como afectará todo este entorno al movimiento asociativo humanitario?

Mi opinión  no es muy optimista, como tampoco lo es con la economía en general. Las estrecheces se llevarán por delante un montón de pequeñas organizaciones que venían trabajando en nichos de ayuda muy especializado. Se hace más necesario que nunca un análisis estratégico de ayuda al sector. Empezando por el plano autonómico y siguiendo por el municipal. Nuestro país todavía no ha consolidado de una manera profesional el tercer sector y de su vitalidad y fortaleza dependen un montón de personas sin recursos o con dificultades extremas para poder llevar un vida digna.

Personas sin techo, drogodependientes, familias atenazadas por atender a familiares enfermos, parados de larga duración, ancianos sin apoyo familiar, verán como las estructuras en las que se apoyaban desaparecerán poco a poco.  El estado del bienestar difícilmente podrá preocuparse ahora de ellos si hasta la fecha se lo habían confiando a organizaciones de la sociedad civil.

Se acercan tiempos difíciles, más todavía de lo que pensamos, si no existe un esfuerzo colectivo de concienzación de la importancia que el tercer sector tiene en nuestra sociedad. Al igual que se desarrollan medidas de apoyo a la economía a toda prisa, se deberían de desarrollar medidas que ayuden a garantizar la sostenibilidad de las ong sociales. hay muchas pendientes: valorar el trabajo voluntario para oposiciones, desgravaciones fiscales de verdad para las ayudas empresariales al sector, medidas fiscales como el iva que no pueden repercutir, bonificaciones al empleo...

Parece que no se está pensando en estas cosas y cuando se haga puede ser demasiado tarde. La crisis no respeta ámbitos, no conoce fronteras y la sostenibilidad humanitaria es una asignatura pendiente. las serpientes también lanzan advertencias







Comentarios

Entradas populares de este blog

LA SILLA ROJA

La educación es, quizás, el principal vector de trabajo para las organizaciones dedicadas a la cooperación al desarrollo. Favorecer la igualdad de oportunidades a través del acceso a la educación es uno de los caminos que todos los informes serios sobre desarrollo destacan como prioritario.

Entreculturas, una ong de la Compañía de Jesús, impulsa una bonita campaña de sensibilización en sus colegios llamada "La silla roja", con un doble objetivo: 1º Hacer visible entre sus alumnos las desigualdades de este mundo colocando una silla roja vacía en las aulas 2º Captar fondos para poder financiar proyectos educativos a lo largo del mundo.

Simbolizar en una simple silla los problemas del acceso a la educación de menores en países en vías de desarrollo es una gran idea de marketing humanitario, que además permite articular una amplia diversidad de actividades en los colegios implicando muy activamente a los alumnos. Fomentar en los jóvenes valores solidarios es una garantía de una …

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

EL SANTANDER FAGOCITA AL POPULAR Y LO QUE QUEDABA DEL PASTOR

Desde luego la noticia ayer de la venta del Popular por 1 euro al Santander dio para memes de lo más "ocurrentes". Desde el que pide una hamburguesa y le ofrecen el banco como menú extra por 1 euro, hasta la boleta bancaria de la transferencia de la compra por 1 euro en la que le cobran 8 por la gestión. Todo muy propio de la afición española por el vodebil. La operación desde luego es oscura y llamada a generar polémica, principalmente por las decenas de miles de reclamaciones que harán aquellos accionistas que hace un año creyeron en la fortaleza transmitida por el banco para acudir a una ampliación en la que colocaron 2.500 millones, que se dice pronto. Hay unos cuantos despachos que ya están preparando el plan de ataque. Cierto que parece que todo se desenvuelve en el mercado privado y que lo público no se verá afectado. Pero nada más lejos de la realidad. Hagamos una breve relación de algunos de ellos: Primero los cerca de 12.000 empleados del banco, 1.000 de ellos en …