Ir al contenido principal

HISTORIA DE UN CIEGO LIMOSNERO




En julio del 2009 escribí en el blog una bonita historia sobre la que acabo de descubrír un vídeo que comparto con vosotros. La historia era esta:

Se cuenta una preciosa historia de Ogilvy, para mayor gloria de su olfato marquetiniano, en este caso enfocado al fundraising.

Pasaba Ogilvy por Central Park, una soleada mañana de primavera, camino de una reunión y observó a un mendigo ciego pidiendo limosna, con un cestito de mimbre delante de sus pies y un cartel al lado que ponía: "CIEGO"

Ogilvy vio el cesto vacío, sin monedas y le preguntó: "Buenos días Señor ¿Que tal el día para las limosnas?"

.-"Buenos días. Cuando no se escuchan monedas caer, es que el día se está dando mal"- Le respondió el ciego con voz apesumbrada.

.-¿Me permitiría Utd. que le escriba algo en su cartel para intentar ayudarle?

.-Sí señor, ponga usted lo que quiera, peor no podrá ir ya.

Ogilvy con su pluma escribió unas palabras en el cartel y siguió su marcha camino de la reunión.
A la vuelta, horas después, pasó de nuevo por delante del mendigo y comprobó como había cambiado la situación, tenía el cesto lleno de monedas, rebosaban por los alrededores.

Ogilvy entonces le dijo:.- "Hola de nuevo Señor ¿Como fue la mañana?"

.-"Hola".-respondió el ciego-"no sé lo que escribió en mi cartel, pero desde que lo hizo empecé a escuchar monedas sin cesar. Algo increíble, le estoy muy agradecido. Incluso hay personas que me dan ánimos, nunca me había pasado nada igual".

.-"No me tiene nada que agradecer. Que pase un buen día" - se despidió Ogilvy.

Y reanudó su marcha satisfecho de ver como su acción de fundraising de micromarketing había tenido éxito y había podido ayudar a un pobre ciego a mejorar su recaudación diaria de limosnas.


Ogilvy había escrito en el cartel debajo de la palabra CIEGO:


"QUE TRISTE SERLO CUANDO LLEGA LA PRIMAVERA"


Esta pequeña perla del anecdotario del fundraising marca una de las directrices principales en las estrategias de comunicación para lograr el éxito en las acciones recaudatorias:

LLEGA CON TU MENSAJE AL CORAZÓN DEL DONANTE

El vídeo que la cuenta

Entradas populares de este blog

LA PULSERA DE LANCE ARMSTRONG

La noticia de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos acusando a Lance Armstrong de juego sucio en su etapa de éxitos ciclistas post cáncer, supuso un enorme shock mediático, sobre todo cuando Armstrong, pillado, decide no pleitear con la USADA , renunciando a sus 7 tours de Francia y a otros triunfos deportivos dentro del ciclismo. Como español, que en su día superara a Induráin no me hizo gracia, pero qué le íbamos a hacer, parecía una fuerza de la naturaleza imparable. Después vino su enfrentamiento con Contador y ya no lo veía tan claro. Parecía poseído por un afán desmedido de ser protagonista indiscutible desde lo deportivo, dejando en la cuneta a otros muchos tan merecedores como él de ganar tours. En fin, pasó el tiempo y nos encontramos con estos lodos. Al saltar la polémica una de las preguntas que me vino a la cabeza fue ¿Qué pasará con la pulserita amarilla ? A Lance Armstrong en 1996, después de ganar el Tour de Francia con 25 años, le diagnostican un tumor testi

LAS MARCAS DE LAS ONG´S

Reconozcámoslo, todos somos depredadores de marcas. Ropa de temporada, el último smartphone, una película de Hollywood, la pasta dentífrica que me ayudará a sonreír, llevar ese reloj con el que tanto soñé, tomar un café en Starbucks a precios desorbitados,… Los profesionales del marketing y la publicidad lo saben y nos bombardean cada día sin compasión con cientos de anuncios, vallas, banners, cuñas, folletos,… No hay escapatoria, las marcas y la información sobre ellas nos llega en todas direcciones y a gran velocidad. Miles de millones de euros son destinados cada año a penetrar en la mente de los potenciales consumidores sin piedad, desde todos los frentes que podamos imaginar. John Wanamaker (1838-1922) empresario del comercio de EE.UU., considerado por algunos el padre de la publicidad moderna, tiene una famosa frase, plenamente vigente hoy: “la mitad de mi presupuesto para publicidad se desperdicia. El problema es que no sé cual de las dos mitades es”. Según XP Marke