Ir al contenido principal

DINERO LLAMA A DINERO: EL OBOLO DELLA VITA

Estuve estos días pasados en Italia. Más concretamente en Milán de feria y en Florencia de turismo. En Milán tienen un tinglado montado en torno a su recinto ferial de mucho rosmillo (que diría mi padre qepd). Se toman en serio lo de facilitar a los empresarios infraestructuras con las que potenciar las relaciones comerciales, todo accesible, todo claro, todo moderno, todo de todo. La comparación con la feria de Barcelona, que padecí los últimos cuatro años, no se sostiene. Después me pasé unos días por Florencia, cuna del renacimiento. Otro tinglado cósmico, pero esta vez en torno al turismo. Las oleadas de grupos siguiendo al guía con palito en alto eran continuas: japoneses, norteamericanos, franceses, alemanes, chinos, españoles,... seguiría por todo el globo. Miles con cansancio extremo (se identifican en las terrazas por tener la cabeza hacia atrás, boca abierta, mirada perdida, pelo desordenado y camisa por fuera), leyendo guías e interpretando planos, constreñidos por el apretón del zapato y atónitos al comprobar el tiquet de 12 euros por capuchino en la Piazza de la Señorigna. Pero vayamos al tema del blog.

De vuelta cogimos avión en Bologna y en el aeropuerto puede sacar la fotografía que encabeza esta entrada. Un tremendo cubo hucha, de metro por metro por metro, que tenía una capa de unos quince centrímetros de monedas y billetes. El motivo de la hucha era ayudar a una causa solidaria para una organización italiana y lo llaman El Obolo della Vita. La gente se arremolinaba alrededor del cubo y lo miraba con curiosidad. La mayoría parecían preguntarse cuánto dinero cabría en semejante recipiente.
Me lanzo al cálculo: el recipiente si tuviera un metro por lado tendría 1.000.000 de cm3. Una moneda de 50 céntimos si fuera cuadrada podría medir 1,5 cm por lado y 0,2 cm de alto, por lo tanto 0,75 cm3. De tal manera que cabrían 1.333.333 monedas. En peso si la moneda son 5 gramos, daría 3.333 kgs. Ahí es nada. El Obolo della Vita si se llenase de monedas de 50 céntimos de euros tendría dentro más de 650.000 euros. No creo que los que pusieron allí la hucha pensaran esto, pero como se olviden de ir a retirarla un tiempo y se llene ya pueden ir trayendo una grúa porque sino les va a costar moverla.

Es una práctica habitual de las ong´s activas en captación de fondos colocar recipientes de estos en las zonas de mucho transito de pasajeros. El destino final del dinero no es importante para quien deja caer por la ranura unas monedas, lo hace a modo de limosna o dádiva despreocupada. Se basa en la mínima confianza que se necesita para dejar caer unas monedas: ¿Ayudo algo? Pues venga, toma unas monedas.

Antes del euro en Europa obtenían una gran recaudación porque las monedas locales las dejabas cuando dejabas el país, ahora se recoge menos. 

Pero lo que motivó mi reflexión, además de cuántas monedas podrían entrar en el inmenso Obolo, fue comprobar como la transparencia de la hucha es una tónica en todas las que he visto. La razón puede estar relacionada con que el famoso refrán de "dinero llama dinero". La transparencia es una práctica que en la vida empresarial se hace obligada, pero en la de las ong´s es imprescindible. Sin ella se quiebra la confianza tan necesaria cuando se habla de recaudar fondos. El primer acto de desprendimiento de monedas tiene que ser transparente y necesitas ver como tu donativo cae en donde tú quisiste ponerlo, de ahí que la hucha bien está que sea transparente.
  

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

BRANDING Y ONG´S

Reconozcámoslo, todos somos depredadores de marcas. Ropa de temporada, el último smartphone, una película de Hollywood, la pasta dentífrica que me ayudará a sonreír, llevar ese reloj con el que tanto soñé, tomar un café en Starbucks a precios desorbitados,… Los profesionales del marketing y la publicidad lo saben y nos bombardean cada día sin compasión con cientos de anuncios, vallas, banners, cuñas, folletos,… No hay escapatoria, las marcas y la información sobre ellas nos llega en todas direcciones y a gran velocidad. Miles de millones de euros son destinados cada año a penetrar en la mente de los potenciales consumidores sin piedad, desde todos los frentes que podamos imaginar.

John Wanamaker (1838-1922) empresario del comercio de EE.UU., considerado por algunos el padre de la publicidad moderna, tiene una famosa frase, plenamente vigente hoy: “la mitad de mi presupuesto para publicidad se desperdicia. El problema es que no sé cual de las dos mitades es”. Según XP Marketing Group c…

EL SANTANDER FAGOCITA AL POPULAR Y LO QUE QUEDABA DEL PASTOR

Desde luego la noticia ayer de la venta del Popular por 1 euro al Santander dio para memes de lo más "ocurrentes". Desde el que pide una hamburguesa y le ofrecen el banco como menú extra por 1 euro, hasta la boleta bancaria de la transferencia de la compra por 1 euro en la que le cobran 8 por la gestión. Todo muy propio de la afición española por el vodebil. La operación desde luego es oscura y llamada a generar polémica, principalmente por las decenas de miles de reclamaciones que harán aquellos accionistas que hace un año creyeron en la fortaleza transmitida por el banco para acudir a una ampliación en la que colocaron 2.500 millones, que se dice pronto. Hay unos cuantos despachos que ya están preparando el plan de ataque. Cierto que parece que todo se desenvuelve en el mercado privado y que lo público no se verá afectado. Pero nada más lejos de la realidad. Hagamos una breve relación de algunos de ellos: Primero los cerca de 12.000 empleados del banco, 1.000 de ellos en …