TENGO UNA VACA LECHERA QUE NO ES UNA CUALQUIERA


Me contactó Sonia Flotats, fundraiser de Alter Company para pedirme apoyo desde el blog a una campaña de fundraising. Me hizo mucha ilusión porque uno de los motivos de escribir sobre estos temas es ser útil a la gran causa de ayudar a las pequeñas causas. En esto de la solidaridad todo suma.

La campaña es una iniciativa que promueve la compra de vacas para apoyar a la independencia económica de mujeres de una región del sur de la India que tiene como capital Manapparai (35.644 hab. censo 2001). Manapparai es famosa por su Murukku (fritura a base de harina de arroz) y por la ventas de vacas. Cada vaca cuesta 190 $.

la India es un país increíble. Muchos son los que encontrándose con alguna de sus múltiples realidades se quedaron prendados de su magia. Tengo unas cuantas amigas en Coruña que están volcadas en causas de ayuda a diferentes colectivos, en especial niños. Yo no la conozco, pero me inspira y no tengo duda que el día que pise el país quedaré prendado de su magnetismo.

Volviendo a la campaña  "apadrina una vaca" es una iniciativa de ACT Fundació que trabaja en el terreno con la contraparte local COPE Trust (Children Oriented Progressive Education Trust).

Declaran tres objetivos principales:

1ºActuar como cohesionador de grupos de mujeres en situación vulnerable
2º Incrementar su capacidad organizativa y de gestión
3º Incrementar su independencia económica.

Hay una singularidad innovadora, además de utilizar a fundraisers como colaboradores en la campaña, usan la nueva herramienta de face, sponsor me para captar fondos.

Deberían de intentar conseguir el apadrinamiento de alguna de las empresas alimentarias fuertes catalanas para ayudar en el viral. Las acciones de captación de fondos finalistas, como la presente, tienen una gran potencial de visibilidad por la facilidad de hacer tangible la ayuda conseguida = "tanto recaudado, tantas vacas". Lograr sorprender es algo que les apasiona a los responsables de marketing y esta campaña tiene buenos aderezos para lograr creatividades llamativas.

En cuanto a ACT Fundació les felicito por su trabajo. Sólo un apunte. Viendo su web para comprobar quienes son, en el capítulo de memoria de actividades, pese a decirlo, no tienen el archivo disponible. Seguro que es un error, pero deberían de subsanarlo.

Tengo una vaca lechera, que no es una vaca cualquiera, me da leche merengada, ay! que vaca tan salada.

Comentarios