EL DÍA DE LAS MESAS




Ayer La Asociación Española Contra el Cancer AECC realizó su cuestación anual, instalando miles de mesas petitorias por toda España. Es una de las vías tradicionales de captación de fondos en España y en otros muchos países para muktitud de ONG´s.

Está la organizada por las Obras Misionales Pontificias, más conocida por el Domund (domingo mundial de las misiones) que desde 1926 se realiza el penúltimo domingo del mes de octubre ¿Quien no dio un donativo para las huchas movidas delante de ti, a modo de sonajero insistente, por los niños de los colegios católicos?

Muy conocida también es el Día de la Banderita de la Cruz Roja, que adquirió una enorme popularidad a través del cine y Las Chicas de la Cruz Roja, que se remonta a 1889. Hoy Cruz Roja no realiza un día de la banderita coordinado a nivel nacional, lo que quizás sea una pérdida de oportunidades, pero sí celebra el evento en muchas ciudades, en diferentes fechas y de diferentes maneras. La más importante, por el apoyo de la Familia Real, es la que realizan en Madrid. En A Coruña por ejemplo, que se había dejado de hacer, la retomamos coordinada con la venta del sorteo del oro. Aprovechamos dos recursos, la cuestación y la venta de las papeletas del oro.

La AECC sí la realiza coordinada a nivel nacional. El lema de la campaña de este año fue "Unidos Contra el Cancer". Los objetivos que persiguen con la acción son:

.- Llevar a más personas sus mensajes de prevención del cáncer.
.- Financiar más proyectos de investigación oncológica.
.- Prestar asistencia psicológica y social a más personas afectadas por la enfermedad.
.- Desarrollar más actividades con niños y niñas enfermos.
.- Ayudar a más personas a dejar de fumar.
.- Desarrollar más programas de prevención del cáncer en centros escolares.

Este tipo de campañas, desde el punto de vista de gestión, necesitan una gran tarea de coordinación logística. Con una perspectiva simplista puede parecer que sólo hacen falta voluntarios y huchas. Y eso sí son condiciones necesarias, pero de ninguna manera suficientes. Gestionar una acción de mesas petitorias significa tener una perfecta coordinación de las personas (en muchos casos amas de casa, voluntarias sólo ese día) que se harán cargo de las mesas. Pese a que se les enviará una carta protocolaria semanas antes, significa cientos de llamadas para concertar la acción, también jornadas de formación mínima de las personas responsables de cada mesa (eso si consigues que vayan al cursillo).

Es crítico también concertar con las empresas e instituciones que apoyarán en la instalación de la pequeña infraestructura necesaria como lo van a hacer (mesas, sillas y carteles identificadores como mínimo), cuándo, dónde y a quién le dejas el material, quién es el responsable (otras cientos de llamadas).

Ya no digamos en aquellas mesas más significativas en las que se pone hasta palio, banderas, ramos de flores, tapetes,... Hay que tener a punto el merchandising. ¡¡ No pueden faltar banderitas !! Y todo esto realizado al mismo tiempo en toda la ciudad entre las 10:00 y las 14:00. Y a las 14:00 recoger todo de manera coordinada y segura, no olvidemos que las huchas tienen dinero dentro.

Por último rendir cuentas y agradecer las colaboraciones a todos los voluntarios. En fin, todo un follón de dimensiones colosales.

Pero pese a todo ello, creo sinceramente que es una acción de marketing humanitario que tiene mucha importancia por cuanto, además de la recaudación que genera, se pone en contacto directo la misión de una institución humanitaria o benéfica, con los ciudadanos.

Ayer fue la de AECC, en la que participamos muchos, la próxima será la de la Cruz Roja en A Coruña, en la que también participaremos (¡y de qué manera!). Y así cada año.

Cuando  nos veas, no dudes en meter una moneda en la hucha, nosotros te pondremos una banderita. Será para una buena causa, no tengas ninguna duda.

Comentarios