Ir al contenido principal

¡QUÉ OPORTUNIDAD PERDIDA SEBASTIÁN!

Se recogió en la prensa la baja como socio de Greenpeace de el Ministro de Industria Sebastián.

El alta y baja de socios es el pan nuestro de cada día en todas las ong´s que se apoyan en esta vía de captación para financiar sus proyectos. La que cuenta con más socios en España es Cruz Roja, con más de 1.000.000. Las siguientes en el ranking por número de socios Cáritas, Intermón-Oxfam, Greenpeace y Unicef, todas ellas a mucha distancia de la primera.

En una entrada antigua del blog destaqué una tipología de ong´s en función del origen de sus ingresos. Las dividía en: 1º Politólogas, aquellas que se nutren de subvenciones de todo tipo, tanto que sin ellas no podrían subsistir; 2º Empresas Camufladas, aquellas que bajo el disfraz de ong o fundación encubren una mera empresa que lo que busca es el lucro de sus dirigentes o beneficios fiscales; 3º Puristas, las que sólo admiten ingresos de sus socios, como personas físicas, para preservar la independencia de sus actividades y ser lucero de la integridad

En esta última categoría se encuentra por derecho propio Greenpeace. A los que nos apasiona el fundraising la filosofía de financiación de la ‘pazverde” nos atrae como la máxima expresión de excelencia en la puesta en marcha de una organización denuncia. Les financian sus socios, que son muchos, y a ellos responden, a nadie más.

Esta estructura de ingresos, pese a su “purismo”, acarrea el riesgo de una excesiva dependencia de la misma, algo así como poner todos los huevos en la misma cesta, lo que desde el punto de vista de gestión no es nada aconsejable. Más aún cuando ya sufrieron los rigores del sistema y conocen sus efectos. En Alemania, en los 90, una acción denuncia desafortunada contra una empresa petrolera por la instalación de una plataforma en el Mar del Norte les puso en contra a la opinión pública, lo que les provocó una bajada masiva de socios que puso en peligro muchas de sus campañas.

El modus operandi de Greenpeace fue lo que atrajo en 1985 al hoy Ministro Sebastián a hacerse socio. Ese año el servicio secreto francés les hundió en el Pacífico el Rainbow Warrior cuando navegaba hacia el atolón de Mururoa a denunciar la política de ensayos nucleares del gobierno Galo. “A esos chicos los debemos de apoyar” pensaría, y los apoyó, como tantos otros miles.

Pues bien, las tornas se giraron 180 grados y es el Ministro de Industria, no Sebastián persona anónima, quien decide darse de baja de Greenpeace y decirlo a los medios, al parecer por sus campañas de ataques injuriosos contra la política energética del gobierno y en especial contra la del Ministerio que le toca dirigir.

Tengo la impresión de que Sebastián se equivocó gravemente. No se percató de que pierde la condición de socio de una organización que recoge decenas de miles de sensibilidades que en el fondo lo que quieren es que alguien luche en su nombre por la defensa del medio ambiente. Greenpeace defiende principios que seguro que Sebastián también defiende. El que uno sea Ministro es efímero y en muchas ocasiones tendrá que defender políticas energéticas que van en contra de sus propios principios, pero que son necesarias para el bien común de un país. ¡ Qué talla la de un Ministro que pese a los ataques mediáticos que sufre mantiene su condición de socio de la organización en la que creyó tantos años ! ¡ Qué oportunidad perdida !

Sebastián ha despertado un movimeinto que se volverá en su contra a modo de tsunami medioambiental, en un sector poblacional joven de sensibilidad progresista que, como él en 1985, decidieron apoyar a Greenpeace en contra de las políticas del poder, esté quien esté en él. Creo que no ha obrado de manera inteligente, pese a serlo, y considerando que darse de baja de una ong es algo normal y cotidiano, que lo haga el Ministro de Industria y de Greenpeace y ante los medios lo convierte en algo muy llamativo y, lamentándolo mucho, no bueno para nadie, ni para el Sebastián persona anónima, ni para el Sebastián Ministro, ni para Greenpeace, ni para el tercer sector, ni para la defensa del medio ambiente. En fin... el típico juego del “todos pierden”.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

EL SANTANDER FAGOCITA AL POPULAR Y LO QUE QUEDABA DEL PASTOR

Desde luego la noticia ayer de la venta del Popular por 1 euro al Santander dio para memes de lo más "ocurrentes". Desde el que pide una hamburguesa y le ofrecen el banco como menú extra por 1 euro, hasta la boleta bancaria de la transferencia de la compra por 1 euro en la que le cobran 8 por la gestión. Todo muy propio de la afición española por el vodebil. La operación desde luego es oscura y llamada a generar polémica, principalmente por las decenas de miles de reclamaciones que harán aquellos accionistas que hace un año creyeron en la fortaleza transmitida por el banco para acudir a una ampliación en la que colocaron 2.500 millones, que se dice pronto. Hay unos cuantos despachos que ya están preparando el plan de ataque. Cierto que parece que todo se desenvuelve en el mercado privado y que lo público no se verá afectado. Pero nada más lejos de la realidad. Hagamos una breve relación de algunos de ellos: Primero los cerca de 12.000 empleados del banco, 1.000 de ellos en …

LA SILLA ROJA

La educación es, quizás, el principal vector de trabajo para las organizaciones dedicadas a la cooperación al desarrollo. Favorecer la igualdad de oportunidades a través del acceso a la educación es uno de los caminos que todos los informes serios sobre desarrollo destacan como prioritario.

Entreculturas, una ong de la Compañía de Jesús, impulsa una bonita campaña de sensibilización en sus colegios llamada "La silla roja", con un doble objetivo: 1º Hacer visible entre sus alumnos las desigualdades de este mundo colocando una silla roja vacía en las aulas 2º Captar fondos para poder financiar proyectos educativos a lo largo del mundo.

Simbolizar en una simple silla los problemas del acceso a la educación de menores en países en vías de desarrollo es una gran idea de marketing humanitario, que además permite articular una amplia diversidad de actividades en los colegios implicando muy activamente a los alumnos. Fomentar en los jóvenes valores solidarios es una garantía de una …