Ir al contenido principal

Los guerreros de la naturaleza



Que la naturaleza necesita protección es una obviedad que no necesita argumentación. De no existir, la mera acción del hombre per se hubiese devastado el planeta hace décadas. Contaminar las aguas, hacer el aire irrespirable, extinguir especies animales o asolar espacios naturales son algunas de nuestras especialidades como especie.

Es claro que se necesita regulación para defenderla y la tenemos de manera profusa, pero, más allá de lo cotidiano, en países como el nuestro, con enrevesadas leyes medioambientales que obligan a prácticas respetuosas según qué perspectiva, la destrucción medioambiental sigue siendo una de las amenazas más poderosa para el planeta en los años venideros.

Gran parte de su potencial destructivo se deriva del silencio de su avance paulatino e implacable. Pese a la proliferación de leyes no vamos a mejor y nadie parece querer ver lo que se avecina, mucho menos anunciarlo y, lo que es peor, nadie parece querer oírlo, actuando así como los tres monos sabios en su acepción de no ver, no oír y no comentar el mal.

Por acabar con ese silencio luchan los guerreros de la naturaleza, una categoría de activistas sociales que centra sus esfuerzos en hacer visible ante la opinión pública los atentados que se cometen contra el planeta en nombre del desarrollo, de la suficiencia energética o del avance de la ciencia. Personas que anteponen todo a la lucha medioambiental y hacen de ella su vida, por encima de otros ideales  y proyectos, arriesgando en muchas ocasiones la vida en atrevidas acciones de visibilidad o para impedir acciones dañinas.

Quizá, quienes mejor representan esta figura hoy son los hombres y mujeres de Greenpeace. Así bautizaron a uno sus barcos convertido en icono “el guerrero del arco iris” – “ Raimbow Warrior” que adquiriría notoriedad mundial al ser hundido por los servicios secretos franceses en Nueva Zelanda en 1985, donde se encontraban para denunciar y hacer visibles, dificultándolos, los ensayos nucleares de los galos en Mururoa

Tienen en el mar el Raimbow Warior III, botadura financiada por los millones de socios de la organización en todo el mundo, que a modo de supporters aclaman las causas que en su nombre enarbolan.  Aquí habría que recordar que Greenpeace es una ong purista, que sólo acepta donaciones de particulares y no de empresas o gobiernos, como la mayoría de las ong conocidas. Ya comentamos en post anteriores que esa estrategia les hacía independientes de cara al poder, pero un poco más débiles si los ciudadanos les retiraban el soporte financiero.

No cabe duda que la estrategia de ser el altavoz de la humanidad contra los desvaríos medioambientales de multinacionales y gobiernos es la ganadora. Somos muchos los que les animamos a seguir en la brecha poniendo voz a la salud del planeta, sin importar  a quien molesten, ni que sillones remuevan.  La organización ha sabido hacerse oír a través de los medios de comunicación, en ocasiones amordazados por presiones de aquellos que llenan sus canales de anuncios. 

El dinero en su acepción más abstracta no entiende de protección medioambiental. La salud del planeta y su equilibrio no entran en sus ecuaciones invasoras. Aquellas zonas del planeta alejadas de las fronteras de los países desarrollados están huérfanas de protección y se ven agredidas de todas las formas imaginables, siempre en aras de un mayor beneficio económico. La presencia en barcos, todoterrenos o paracaídas de guerreros de la naturaleza, a modo de templarios del S. XXI son quizás su, nuestra, única esperanza. Nada esperan a cambio de sus heroicidades, sólo cumplir su juramento de defensa del medioambiente y ayudar a reparar el daño causado frenando el deterioro de lo que es de todos, la tierra. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA SILLA ROJA

La educación es, quizás, el principal vector de trabajo para las organizaciones dedicadas a la cooperación al desarrollo. Favorecer la igualdad de oportunidades a través del acceso a la educación es uno de los caminos que todos los informes serios sobre desarrollo destacan como prioritario.

Entreculturas, una ong de la Compañía de Jesús, impulsa una bonita campaña de sensibilización en sus colegios llamada "La silla roja", con un doble objetivo: 1º Hacer visible entre sus alumnos las desigualdades de este mundo colocando una silla roja vacía en las aulas 2º Captar fondos para poder financiar proyectos educativos a lo largo del mundo.

Simbolizar en una simple silla los problemas del acceso a la educación de menores en países en vías de desarrollo es una gran idea de marketing humanitario, que además permite articular una amplia diversidad de actividades en los colegios implicando muy activamente a los alumnos. Fomentar en los jóvenes valores solidarios es una garantía de una …

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

EL SANTANDER FAGOCITA AL POPULAR Y LO QUE QUEDABA DEL PASTOR

Desde luego la noticia ayer de la venta del Popular por 1 euro al Santander dio para memes de lo más "ocurrentes". Desde el que pide una hamburguesa y le ofrecen el banco como menú extra por 1 euro, hasta la boleta bancaria de la transferencia de la compra por 1 euro en la que le cobran 8 por la gestión. Todo muy propio de la afición española por el vodebil. La operación desde luego es oscura y llamada a generar polémica, principalmente por las decenas de miles de reclamaciones que harán aquellos accionistas que hace un año creyeron en la fortaleza transmitida por el banco para acudir a una ampliación en la que colocaron 2.500 millones, que se dice pronto. Hay unos cuantos despachos que ya están preparando el plan de ataque. Cierto que parece que todo se desenvuelve en el mercado privado y que lo público no se verá afectado. Pero nada más lejos de la realidad. Hagamos una breve relación de algunos de ellos: Primero los cerca de 12.000 empleados del banco, 1.000 de ellos en …