EXPERIMENTO COMPARTE

Preciosa campaña de Acción Contra el Hambre, para llamar la atención sobre su eje de acción, titulada "experimento comparte". El fin, como es lógico, sensibilizar para animarnos a ayudarles compartiendo lo que ya tenemos. Así de simple.

Para lograr impacto utilizan un ejercicio sociológico de cámara oculta con niños a los que ponen en contexto de merendar, con dos bandejitas con tapa, como las de los restaurantes de lujo, que al levantarlas tienen truco. Una tiene un gran bocata, otra no tiene nada. Imágenes de parejas de niños se despliegan en el vídeo y se ve como comparten su merienda entre ellos, sin que nadie sea testigo de su gesto. Si el mundo compartiese lo que tiene ¡que poco le faltaría a los que no tienen!

La campaña despliega un back-office eficaz, con los enlaces a  facebook tradicionales, pero con alguna novedad, como la posibilidad de donar los "tickets restaurante" muy utilizados en las grandes ciudades y algo de lo que te puedes desprender con relativa facilidad y que es canjeable por dinero casi al instante. Estaría muy bien conocer cuantos tickets han conseguido. También incorporan un 902 y un envío de sms de 1,2 euros de donativo. Buen trabajo de planificación recaudatoria.

Pero, además de recoger la campaña como un ejemplo de buen hacer, quería compartir algo. No sé a vosotros, pero a mi el vídeo me despertó un sentimiento agridulce, como de añoranza al pensar que de pequeños todos somos buenos y generosos y sin saber muy bien cómo, poco a poco, nos convertimos en seres más egoístas y menos solidarios, más insensibles al dolor ajeno y menos proclives a ayudar a los demás.  Está claro que algo no funciona en el tiempo que nos toca vivir, 2 terceras partes de la humanidad anhelan los niveles de desarrollo del tercio privilegiado y las diferencias se están acentuando de manera acelerada.

Una manera de paliar esto es la implicación de cada persona, a título individual, en la solidaridad. A su manera, a su ritmo, como voluntario, como donante, como educador, como "evangelista" del tercer sector... Si todos y cada uno, dentro de nuestras posibilidades materiales y psicológicas, ayudamos a que esto cambie, cambiará, no os quepa la menor duda.

Con un simple gesto, donando un ticket restaurante, ya estás iniciando el camino.

Comentarios

  1. José Manuel : parce que el hecho de madurar trae como consecuencia ser egoistas .... hay que aprender de nuestros niños

    MARIA

    ResponderEliminar

Publicar un comentario