Ir al contenido principal

CRUZ ROJA vs COCA-COLA: ÓSMOSIS

La ósmosis es un fenómeno físico relacionado con el comportamiento de un sólido como soluto de una solución ante una membrana semipermeable para el solvente pero no para los solutos.

Dejemos esta terminología para los físicos, químicos, biólogos y demás especialistas. Nosotros nos centraremos en como las emociones pueden trasvasar categorías jerárquicas hasta llegar a la más elevada, localizada en zonas próximas al corazón.

 No descubro nada nuevo si afirmo que Coca-cola no es una marca, ha superado esa cota hace ya mucho tiempo, está al el nivel de considerarse una categoría en si misma dentro de las bebidas, lo cual es tremendamente difícil. Es un icono que simboliza todo un estilo de vida, superando el umbral temporal de generaciones e instalándose en el siglo XXI con la misma fuerza con la que salió en el XX. Ya veremos que nos traen los próximos años, pero de momento la competencia ni está ni se le espera.

Sus responsables de marketing no son ajenos a esto, lo saben bien y desarrollan toda una serie de acciones marquetinianas para afianzar en la mente del público (ojo que ya no digo consumidor, porque van más allá) lo que ya son: una emoción.

Cruz Roja es también un icono pero en otra categoría. Es la mayor organización mundial de ayuda humanitaria, preocupada por aliviar el sufrimiento humano allí donde se presente; Destina más recursos humanos, económicos y materiales que ninguna otra a ese fin; No hay desastre producido por mano humano o de origen natural en la que no esté allí un voluntario de Cruz Roja echando una mano para salvar vidas; Os garantizo que también están en donde las cámaras no llegan. Yo me enorgullezco de ser voluntario de Cruz Roja. También es una emoción.

Pues bien, os traigo al blog una campaña conjunta "Donantes felices" que han hecho Cruz Roja, Coca-Cola y El Metro de Madrid para fomentar la donación de sangre en Madrid, dando a conocer los puntos en los que se podría donar vinculándolos con las estaciones de Metro. Por descontado una campaña dirigida a jóvenes en 2011 tiene que ser 2.0 y entre otros soportes cuentan con hastag en twitter que tiende a ser Trending Topic #donantesfelices.

Y parece que va bien. Personalmente creo que las campañas para pedir donantes de sangre quizás sean de las más agradecidas, por la enorme ductilidad que tiene el mensaje y la cantidad de creatividad que se puede volcar en lograr más donantes.

Lo que nos preocupa para su análisis técnico desde la perspectiva del Marketing Humanitario es si se produce un efecto de ósmosis entre dos iconos: Cruz Roja y Coca-Cola. Y de producirse, quien es el solvente y quien el soluto.



Es difícil calibrar que aporta cada uno en una campaña de estas características: producción de medios audiovisuales, de soportes en redes sociales, la creatividad de la campaña, la difusión en diferentes soportes no virtuales. Si una gran marca comercial financia una campaña de estas características y funciona, su ROI en la inversión en RSC es estratosférico. Si la visibilidad que obtiene es poca será menor.

Por su parte la ong obtendrá aquellos beneficios derivados en este caso de captar un púbico diferente como donantes de sangre a un coste muy bajo o incluso a coste cero. Pero lo importante es saber que siempre habrá un efecto ósmosis de la imagen social a la imagen comercial y que los responsables de la ONG tienen que tener esto muy presente a la hora de vincular su imagen con otras y ser muy cuidadosos y exigentes cuando lo hagan, porque  la contraparte es más experta en la utilización comercial de mensajes.

En este caso creo que la campaña está equilibrada, pese a que no conozco los detalles presupuestarios de la misma, sí conozco a los responsables de este área en Cruz Roja y sé que no se les escapará lo aquí apuntado.

De eso se trata el Marketing Humanitario

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UN CIEGO LIMOSNERO

En julio del 2009 escribí en el blog una bonita historia sobre la que acabo de descubrír un vídeo que comparto con vosotros. La historia era esta: Se cuenta una preciosa historia de Ogilvy, para mayor gloria de su olfato marquetiniano, en este caso enfocado al fundraising. Pasaba Ogilvy por Central Park, una soleada mañana de primavera, camino de una reunión y observó a un mendigo ciego pidiendo limosna, con un cestito de mimbre delante de sus pies y un cartel al lado que ponía: "CIEGO" Ogilvy vio el cesto vacío, sin monedas y le preguntó: " Buenos días Señor ¿Que tal el día para las limosnas?" .-"Buenos días. Cuando no se escuchan monedas caer, es que el día se está dando mal"- Le respondió el ciego con voz apesumbrada. .-¿Me permitiría Utd. que le escriba algo en su cartel para intentar ayudarle? .-Sí señor, ponga usted lo que quiera, peor no podrá ir ya. Ogilvy con su pluma escribió unas palabras en el cartel y siguió su marcha camino

LA PULSERA DE LANCE ARMSTRONG

La noticia de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos acusando a Lance Armstrong de juego sucio en su etapa de éxitos ciclistas post cáncer, supuso un enorme shock mediático, sobre todo cuando Armstrong, pillado, decide no pleitear con la USADA , renunciando a sus 7 tours de Francia y a otros triunfos deportivos dentro del ciclismo. Como español, que en su día superara a Induráin no me hizo gracia, pero qué le íbamos a hacer, parecía una fuerza de la naturaleza imparable. Después vino su enfrentamiento con Contador y ya no lo veía tan claro. Parecía poseído por un afán desmedido de ser protagonista indiscutible desde lo deportivo, dejando en la cuneta a otros muchos tan merecedores como él de ganar tours. En fin, pasó el tiempo y nos encontramos con estos lodos. Al saltar la polémica una de las preguntas que me vino a la cabeza fue ¿Qué pasará con la pulserita amarilla ? A Lance Armstrong en 1996, después de ganar el Tour de Francia con 25 años, le diagnostican un tumor testi

LAS MARCAS DE LAS ONG´S

Reconozcámoslo, todos somos depredadores de marcas. Ropa de temporada, el último smartphone, una película de Hollywood, la pasta dentífrica que me ayudará a sonreír, llevar ese reloj con el que tanto soñé, tomar un café en Starbucks a precios desorbitados,… Los profesionales del marketing y la publicidad lo saben y nos bombardean cada día sin compasión con cientos de anuncios, vallas, banners, cuñas, folletos,… No hay escapatoria, las marcas y la información sobre ellas nos llega en todas direcciones y a gran velocidad. Miles de millones de euros son destinados cada año a penetrar en la mente de los potenciales consumidores sin piedad, desde todos los frentes que podamos imaginar. John Wanamaker (1838-1922) empresario del comercio de EE.UU., considerado por algunos el padre de la publicidad moderna, tiene una famosa frase, plenamente vigente hoy: “la mitad de mi presupuesto para publicidad se desperdicia. El problema es que no sé cual de las dos mitades es”. Según XP Marke