Ir al contenido principal

Causas justas: La flor del desierto

En pleno siglo XXI todavía tenemos entre nosotros "tradiciones" que atentan gravemente contra el ser humano. Una de ellas es la ablación. Mutilación genital femenina en toda regla, basada en incomprensibles creencias ancestrales impuestas a las mujeres por las propias mujeres.

Aunque parezca increíble la ablación es más común hoy en día de lo que lo era en períodos anteriores. Su práctica no se limita al continente africano, ocurre también en varios países de Asia y por desgracia se "exporta" a América y Europa por aquellos que la defienden.  Recurren a supuestas tradiciones religiosas para argumentar en su favor, pero lo cierto es que este tipo de prácticas no está amparada por ninguna religión.

La pérdida casi total de sensibilidad genital es la principal consecuencia, con el añadido trauma psicológico. Se realiza de manera rudimentaria a cargo de ancianas curanderas y con herramientas como cristales o cuchillas de afeitar Muchas mujeres mueren desangradas o por infección en medio de inmensos dolores en las semanas posteriores.

Hay muchas causas justas con las que colaborar. Erradicar la ablación es una de ellas. En este caso exigiendo su erradicación del planeta, persiguiendo a sus impulsores y defensores y dando apoyo a quienes abanderan su desaparición.

Desde el blog queremos hacerlo a través del trabajo de Waris Dirie, mujer de un arrojo y valentía encomiables, que cuenta con un historia vital sobrecogedora.

Hay determinadas herramientas, como el cine, que utilizadas desde marketing humanitario para dar a conocer causas justas por las que luchar son muy eficaces. Ya le hemos dedicado alguna entrada a este asunto. Son de los instrumentos más poderosos de comunicación, sobre todo entre los jóvenes llamados a cambiar el planeta.

Waris Dirie cuenta en Flor del Desierto su vida, su experiencia con la ablación. Conocerla ayuda a esa sensibilización tan necesaria.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

LA SILLA ROJA

La educación es, quizás, el principal vector de trabajo para las organizaciones dedicadas a la cooperación al desarrollo. Favorecer la igualdad de oportunidades a través del acceso a la educación es uno de los caminos que todos los informes serios sobre desarrollo destacan como prioritario.

Entreculturas, una ong de la Compañía de Jesús, impulsa una bonita campaña de sensibilización en sus colegios llamada "La silla roja", con un doble objetivo: 1º Hacer visible entre sus alumnos las desigualdades de este mundo colocando una silla roja vacía en las aulas 2º Captar fondos para poder financiar proyectos educativos a lo largo del mundo.

Simbolizar en una simple silla los problemas del acceso a la educación de menores en países en vías de desarrollo es una gran idea de marketing humanitario, que además permite articular una amplia diversidad de actividades en los colegios implicando muy activamente a los alumnos. Fomentar en los jóvenes valores solidarios es una garantía de una …

EL SANTANDER FAGOCITA AL POPULAR Y LO QUE QUEDABA DEL PASTOR

Desde luego la noticia ayer de la venta del Popular por 1 euro al Santander dio para memes de lo más "ocurrentes". Desde el que pide una hamburguesa y le ofrecen el banco como menú extra por 1 euro, hasta la boleta bancaria de la transferencia de la compra por 1 euro en la que le cobran 8 por la gestión. Todo muy propio de la afición española por el vodebil. La operación desde luego es oscura y llamada a generar polémica, principalmente por las decenas de miles de reclamaciones que harán aquellos accionistas que hace un año creyeron en la fortaleza transmitida por el banco para acudir a una ampliación en la que colocaron 2.500 millones, que se dice pronto. Hay unos cuantos despachos que ya están preparando el plan de ataque. Cierto que parece que todo se desenvuelve en el mercado privado y que lo público no se verá afectado. Pero nada más lejos de la realidad. Hagamos una breve relación de algunos de ellos: Primero los cerca de 12.000 empleados del banco, 1.000 de ellos en …