KIVA: INTERNET + MICROCREDITOS




Kiva es una organización que tiene como misión aliviar la pobreza conectando personas para que se generen préstamos entre ellas a través de una web de microcréditos.

Es una especie de e-bay de la filantropía, poniendo al alcance de emprendedores modestos de países en desarrollo una tecnología que les permite publicitar su pequeño plan de negocio y solicitar financiación para su puesta en marcha. No sólo eso, Kiva convierte al donante en socio del proyecto y asesor.

Entras en la web, conoces los perfiles de potenciales empresarios de países en vías de desarrollo que necesitan que les apadrinen financieramente, una vez seleccionado tu aportación irá a esa persona y, a través de reportes periódicos, te irán informando sobre como le van las cosas y te devolverán tu dinero a plazos, generalmente entre 6 y 12 meses. Cuando lo hayas recuperado escoges a otro emprendedor que apadrinar e inicias el ciclo.

Los demandantes de microcréditos han de subir su perfil a www.kiva.org y formar parte del banco de demandantes de financiación. Los casos tienen un seguimiento por Kiva y organizaciones colaboradoras que persiguen la transparencia del proceso y su alcance social para la persona, su familia y su comunidad.

Todo este proyecto nace de un viaje por Africa Oriental de sus fundadores, Matt y Jessic Flannery, en el que pudieron comprobar el poder del microcrédito a la hora de mejorar las condiciones de vida de personas emprendedoras y cumplidoras, pero rabiosamente pobres. Gente que, una vez pudo emprender su humilde negocio, salió del círculo de la extrema pobreza ganándose la vida con dignidad. Acciones como comprar unas redes para poder pescar o adquirir material para hacer cestos que poder vender en el mercado, era todo lo que necesitaban personas para convertirse en pequeños empresarios. Durante el viaje pudieron estar conectados con sus trabajos y amigos en EE.UU. y la unión de las dos ideas fuerza: microcréditos e Internet, dio vida al proyecto que cambiaría sus vidas y la de miles de personas anónimas.

Hasta la fecha Kiva ha financiado 50.000 microempresas canalizando inversiones por 30 millones de dólares de 300.00 donantes. Os recomiendo que os deis una vuelta por la web de Kiva y leáis las historias de las personas que necesitan apoyo. Quien sabe a lo mejor os hacéis socios de unos empresarios de Perú o Somalia.


Comentarios