Ir al contenido principal

EL CROWFUNDING PIDE PASO



Ver las redes sociales como facilitadoras para captar fondos humanitarios, ayuda a entender proyectos como las plataformas online de crowfunding, o financiación colectiva, que tiene como objetivo poner en contacto a mecenas con emprendedores sociales. Ni los mecenas, ni los emprendedores sociales abundan en España, pero vamos a darles tiempo para que afloren oportunidades de encontrarse.

El crowfunding (en español "financiación colectiva o en masa", menos cool) es básicamente hacer microdonaciones a través de la web

Es un formato atractivo por su diseño, su interactividad y usabilidad, por los diferentes formatos en que se pueden comunicar los proyectos, por como informan en tiempo real de la evolución de la recaudación, por la facilidad de transferir cantidades pequeñas, etc...

Sin duda se puede convertir en un buen mecanismo para conseguir ese plus de financiación que suele faltar. Pero además, participar en una plataforma de financiación colectiva que tenga, no sólo credibilidad, sino visitas, puede ayudarte a recaudar cantidades importantes ¿Cómo? :

1º Edita un vídeo de tu historia/proyecto en clave "llegar a la fibra" del donante.
2º Trabaja bien las redes sociales para viralizar tu proyecto y lograr que más y más potenciales donantes de la red entren en la plataforma y lo vean.
3º Construye soportes de comunicación web que vayan más allá de lo publicado en la plataforma.

Podemos ponerle cifras: Una plataforma online de crowfunding puede considerarse un e-commerce. Subes allí tu proyecto-producto buscando que los visitantes paguen/compren, en este caso donen. Si la plataforma tiene tiene prestigio, digamos que logran ratios de conversión del 2% en las donaciones, que podrían ser aceptables siempre que: 

- el diseño de la plataforma sea bueno e intuitivo, 
- la facilidad en la donación esté bien articulada en los click´s 
- la historia esté bien contada (casi nada). 

Hasta aquí parecería que están lo deberes hechos, pero falta lograr las visitas cualificadas necesarias para la plataforma online y esto se complica. Imagina un proyecto que se propone alcanzar 2.000 € para pintar la sede social. Aunque la historia no es muy potente, si la cuentas bien puede valer. Pongamos una donación media de 2 euros. Para la financiación 100 % del proyecto, con el ratio del 2%, se necesitarían 50.000 visitas cualificadas, que no es poca cosa. 

Cosa distinta es si entra un donante y dice: "Mío". Y paga. (el sueño de todo fundraiser)

El origen del crowfunding como técnica de captación de fondos está vinculado al cine derivando a la música, para apoyar proyectos sin productores que los financiara. En Europa lo primero que se conoce fue con la película francesa "Demain la veille" (2004), que recaudó 60.000 euros por este mecanismo.

Las plataformas no nacen con vocación social en sentido amplio, de hecho los proyectos suelen ser culturales (cortos, discos,...), aunque la cultura también necesita de fundraisers, como no.

En la política tenemos el caso de Obama. En lo social es más complicado encontrarlos. Es común que los proyectos sociales de Crowfunding se complementen con otras vías que también aceptan donaciones on-line, pese que las plataformas, a veces, exijan exclusividad.

De lo que no hay ninguna duda es de la necesidad de incorporar estrategias de crowfunding a todas las acciones de captación de fondos que se pongan en marcha. Es un mecanismo que cogerá fuerza, subiendo el número de donantes a la velocidad del crecimiento de las redes sociales. 

Entradas populares de este blog

HISTORIA DE UN CIEGO LIMOSNERO

En julio del 2009 escribí en el blog una bonita historia sobre la que acabo de descubrír un vídeo que comparto con vosotros. La historia era esta: Se cuenta una preciosa historia de Ogilvy, para mayor gloria de su olfato marquetiniano, en este caso enfocado al fundraising. Pasaba Ogilvy por Central Park, una soleada mañana de primavera, camino de una reunión y observó a un mendigo ciego pidiendo limosna, con un cestito de mimbre delante de sus pies y un cartel al lado que ponía: "CIEGO" Ogilvy vio el cesto vacío, sin monedas y le preguntó: " Buenos días Señor ¿Que tal el día para las limosnas?" .-"Buenos días. Cuando no se escuchan monedas caer, es que el día se está dando mal"- Le respondió el ciego con voz apesumbrada. .-¿Me permitiría Utd. que le escriba algo en su cartel para intentar ayudarle? .-Sí señor, ponga usted lo que quiera, peor no podrá ir ya. Ogilvy con su pluma escribió unas palabras en el cartel y siguió su marcha camino

LA PULSERA DE LANCE ARMSTRONG

La noticia de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos acusando a Lance Armstrong de juego sucio en su etapa de éxitos ciclistas post cáncer, supuso un enorme shock mediático, sobre todo cuando Armstrong, pillado, decide no pleitear con la USADA , renunciando a sus 7 tours de Francia y a otros triunfos deportivos dentro del ciclismo. Como español, que en su día superara a Induráin no me hizo gracia, pero qué le íbamos a hacer, parecía una fuerza de la naturaleza imparable. Después vino su enfrentamiento con Contador y ya no lo veía tan claro. Parecía poseído por un afán desmedido de ser protagonista indiscutible desde lo deportivo, dejando en la cuneta a otros muchos tan merecedores como él de ganar tours. En fin, pasó el tiempo y nos encontramos con estos lodos. Al saltar la polémica una de las preguntas que me vino a la cabeza fue ¿Qué pasará con la pulserita amarilla ? A Lance Armstrong en 1996, después de ganar el Tour de Francia con 25 años, le diagnostican un tumor testi

LAS MARCAS DE LAS ONG´S

Reconozcámoslo, todos somos depredadores de marcas. Ropa de temporada, el último smartphone, una película de Hollywood, la pasta dentífrica que me ayudará a sonreír, llevar ese reloj con el que tanto soñé, tomar un café en Starbucks a precios desorbitados,… Los profesionales del marketing y la publicidad lo saben y nos bombardean cada día sin compasión con cientos de anuncios, vallas, banners, cuñas, folletos,… No hay escapatoria, las marcas y la información sobre ellas nos llega en todas direcciones y a gran velocidad. Miles de millones de euros son destinados cada año a penetrar en la mente de los potenciales consumidores sin piedad, desde todos los frentes que podamos imaginar. John Wanamaker (1838-1922) empresario del comercio de EE.UU., considerado por algunos el padre de la publicidad moderna, tiene una famosa frase, plenamente vigente hoy: “la mitad de mi presupuesto para publicidad se desperdicia. El problema es que no sé cual de las dos mitades es”. Según XP Marke