EL CROWFUNDING PIDE PASO



Ver las redes sociales como facilitadoras para captar fondos humanitarios, ayuda a entender proyectos como las plataformas online de crowfunding, o financiación colectiva, que tiene como objetivo poner en contacto a mecenas con emprendedores sociales. Ni los mecenas ni los emprendedores sociales abundan en España, pero vamos a darles tiempo para que afloren oportunidades de encontrarse.

El crowfunding (en español "financiación colectiva o en masa", menos cool) es básicamente hacer microdonaciones a través de la web

Es un formato atractivo por su diseño, su interactividad y usabilidad, por los diferentes formatos en que se pueden comunicar los proyectos, por como informan en tiempo real de la evolución de la recaudación, por la facilidad de transferir cantidades pequeñas, etc...

Sin duda se puede convertir en un buen mecanismo para conseguir ese plus de financiación que suele faltar. Pero además, participar en una plataforma de financiación colectiva que tenga, no sólo credibilidad, sino visitas, puede ayudarte a recaudar cantidades importantes ¿Cómo? :

1º Edita un vídeo de tu historia/proyecto en clave "llegar a la fibra" del donante.
2º Trabaja bien las redes sociales para viralizar tu proyecto y lograr que más y más potenciales donantes de la red entren en la plataforma y lo vean.

3º Construye soportes de comunicación web que vayan más allá de lo publicado en la plataforma.

Podemos ponerle cifras: Una plataforma online de crowfunding puede considerarse un e-commerce. Subes allí tu proyecto-producto buscando que los visitantes paguen/compren, en este caso donen. Si la plataforma tiene tiene prestigio, digamos que logran ratios de conversión del 2% en las donaciones, que podrían ser aceptables siempre que: 

- el diseño de la plataforma sea bueno e intuitivo, 
- la facilidad en la donación esté bien articulada en los click´s 
- la historia esté bien contada (casi nada). 

Hasta aquí parecería que están lo deberes hechos, pero falta lograr las visitas cualificadas necesarias para la plataforma online y esto se complica. Imagina un proyecto que se propone alcanzar 2.000 € para pintar la sede social. Aunque la historia no es muy potente, si la cuentas bien puede valer. Pongamos una donación media de 2 euros. Para la financiación 100 % del proyecto, con el ratio del 2%, se necesitarían 50.000 visitas cualificadas, que no es poca cosa. 

Cosa distinta es si entra un donante y dice: "mío". Y paga. (el sueño de todo fundraiser)

El origen del crowfunding como técnica de captación de fondos está vinculado al cine derivando a la música, para apoyar proyectos sin productores que los financien. En Europa lo primero que se conoce fue con la película francesa "Demain la veille" (2004), que recaudó 60.000 euros por este mecanismo.

Las plataformas no nacen con vocación social en sentido amplio, de hecho los proyectos suelen ser culturales (cortos, discos,...), aunque la cultura también necesita de fundraisers, como no.

En la política tenemos el caso de Obama. En lo social es más complicado encontrarlos. Es común que los proyectos sociales de Crowfunding se complementen con otras vías que también aceptan donaciones on-line, pese que las plataformas, a veces, exijan exclusividad.

De lo que no hay ninguna duda es de la necesidad de incorporar estrategias de crowfunding a todas las acciones de captación de fondos que se pongan en marcha. Es un mecanismo que cogerá fuerza, subiendo el número de donantes a la velocidad del crecimiento de las redes sociales. 

Comentarios