CADENA DE FAVORES

En la clase de mi hija se puso de moda un vídeo que publicaron en el blog del cole. Lo llaman "cadena de favores". 30 pequerrechos de entre 6 y 7 años coreando a la profesora: ¡cadena de favores!  ¡cadena de favores! ... así hasta el agotamiento al que te pueden llevar 30 minipilas cargadas de energía. Su única escapatoria, claro está, ponerles el vídeo.

Tanta moda despertó mi curiosidad. Por supuesto tengo confianza en las acciones educativas del cole de mi hija, no dudo que lo que impulsan pedagógicamente está bien, por eso pensé que el vídeo merecía un análisis desde la óptica del marketing humanitario.  Así que decidí comprobar de donde salía todo esto.

El origen es una curiosa organización benéfica norteamericana que fomenta los valores vinculados a la amabilidad y bondad entre semejantes: livevestinside. Los difunden a través de medios audiovisuales y animan a voluntarios a producir materiales para divulgarlos en su red. Algo así como hazte "realizador del buen rollo y con eso ayudarás al mundo". La organización la creó Orly Wahba, una de esas personas tocadas por la varita del liderazgo capaces de crear una ong. Data de septiembre de 2010 y tiene su sede en Brooklyn, New York. 

Que duda cabe que nos tienen hartos de tanta mala noticia en telediarios y medios de comunicación. Lo amable, lo cándido, lo bondadoso no vende, salvo algún artículo de relleno en un dominical.  Se agradece que se generen materiales audiovisuales que podamos utilizar en la educación de nuestros hijos que promuevan la bondad y el ser buenas personas. Este es el caso del vídeo que os traigo al blog. Lo podéis ver en familia, seguro que a los más pequeños les va a gustar.

El marketing humanitario se mueve, pon en marcha tu propia cadena de favores




Comentarios