Ir al contenido principal

Madre coraje impulsora del mecenazgo


Aprovecho la primera entrada del año para desearos un 2012 lleno de éxitos y buenaventura… que falta hará con la que está cayendo.

Hace unos días los medios de comunicación descubrieron una nueva “madre coraje". Cristina Ponce, con dos narices, se puso montar acciones de recaudación de fondos tradicionales (rifas, meriendas,...) para que se volviese a contratar a una científica que estaba llevando a cabo una investigación sobre la diabetes que afectaba a su hija. Recaudó 7.000 euros y consiguió que Silvia, una científica, pudiese volver a su trabajo, al menos por 6 meses más. Esto es lo que se llama en el argot "campaña de captación de fondos finalista".

Más concretamente lo que pasó fue que 14 investigaciones llevadas a cabo en el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia (CIPF) se veían interrumpidas por un ERE que afectaba a 114 personas entre científicos y técnicos de apoyo, algunas relacionadas con el cáncer. Casi nada!

Para cualquier fundraiser que se precie, y pueda y tenga tiempo, este proyecto es uno de los más potentes de cuantos he podido tener en mi radar en los últimos tiempos. Montar un proyecto de captación de "micromecenas" que apoyen el mantenimiento de los proyectos de investigación del CIPF. Con el tirón mediático y la fuerza del mensaje a transmitir el camino sería mucho más llevadero.

Hoy mismo en El Mundo reaparecía la noticia. Amelia una ex empleada de hogar , al conocer el caso de Cristina decide aportar 18 euros mensuales al sostenimiento de los investigadores del CIPF, para que nuestros jóvenes valores puedan seguir investigando y no tengan que emigrar por falta de oportunidades y al mismo tiempo no se paralicen trabajos científicos de gran utilidad humanitaria.

Ignoro las causas que ha llevado al CIPF a ese ERE, quiero pensar que los gestores no fueron capaces de sacar adelante la financiación necesaria para mantener los proyectos. Lo que está claro es que en este país investigar no es un camino de rosas y que nos falta cultura de mecenazgo, quizás atenazada por una ley laxa, que burocratiza y limita los procesos de financiación y que además fomenta el uso de fundaciones para fines más ligados con el beneficio fiscal de sus promotores que con la causa fundacional que ponen en los estatutos.

¿Puede un ente como el CIPF poner en marcha un programa de mecenazgo que se dirija con precisión milimétrica presupuestaria a un fin concreto? ¿Puede solicitar el apoyo de la población para que con pequeñas aportaciones de particulares se financien proyectos como pretendió Cristina Ponce?

¡Claro que se puede! En países de nuestro entorno, principalmente anglos, está al orden del día la financiación de proyectos a través de aportaciones de particulares. Desde campañas políticas a mantenimiento de museos, pasando por la construcción de un parque infantil, las campañas de fundraising gozan de un altísimo prestigio y son un pilar más en la consolidación del estado del bienestar.

La crisis que estamos sufriendo, en la que el déficit público es quizás el principal problema, nos debe hacer reflexionar. El Estado no puede, ni debe, financiarlo todo. Básicamente porque no sabe. Hace falta que la sociedad civil se implique de manera activa en su sostenimiento, pero no a través de impuestos, sino a través del trabajo voluntario, aportando microfinanciaciones para aquellos ámbitos que crean importantes para su satisfacción personal, impulsando el desarrollo de normativa que lo fomente de manera efectiva. 

El Estado debería de apoyar y facilitar estas iniciativas, porque quizás sea uno de los ámbitos de desarrollo económico-social que todavía le falta a nuestro país para colocarse a la cabeza del mundo desarrollado.

Que menor manera que seguir el camino iniciado por una "madre coraje" para impulsar esta iniciativa.




Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

BRANDING Y ONG´S

Reconozcámoslo, todos somos depredadores de marcas. Ropa de temporada, el último smartphone, una película de Hollywood, la pasta dentífrica que me ayudará a sonreír, llevar ese reloj con el que tanto soñé, tomar un café en Starbucks a precios desorbitados,… Los profesionales del marketing y la publicidad lo saben y nos bombardean cada día sin compasión con cientos de anuncios, vallas, banners, cuñas, folletos,… No hay escapatoria, las marcas y la información sobre ellas nos llega en todas direcciones y a gran velocidad. Miles de millones de euros son destinados cada año a penetrar en la mente de los potenciales consumidores sin piedad, desde todos los frentes que podamos imaginar.

John Wanamaker (1838-1922) empresario del comercio de EE.UU., considerado por algunos el padre de la publicidad moderna, tiene una famosa frase, plenamente vigente hoy: “la mitad de mi presupuesto para publicidad se desperdicia. El problema es que no sé cual de las dos mitades es”. Según XP Marketing Group c…

EL SANTANDER FAGOCITA AL POPULAR Y LO QUE QUEDABA DEL PASTOR

Desde luego la noticia ayer de la venta del Popular por 1 euro al Santander dio para memes de lo más "ocurrentes". Desde el que pide una hamburguesa y le ofrecen el banco como menú extra por 1 euro, hasta la boleta bancaria de la transferencia de la compra por 1 euro en la que le cobran 8 por la gestión. Todo muy propio de la afición española por el vodebil. La operación desde luego es oscura y llamada a generar polémica, principalmente por las decenas de miles de reclamaciones que harán aquellos accionistas que hace un año creyeron en la fortaleza transmitida por el banco para acudir a una ampliación en la que colocaron 2.500 millones, que se dice pronto. Hay unos cuantos despachos que ya están preparando el plan de ataque. Cierto que parece que todo se desenvuelve en el mercado privado y que lo público no se verá afectado. Pero nada más lejos de la realidad. Hagamos una breve relación de algunos de ellos: Primero los cerca de 12.000 empleados del banco, 1.000 de ellos en …