Ir al contenido principal

DEPENDENCIAS DIGITALES

Las redes sociales han llegado para quedarse, al menos un tiempo. En pocos años transformaron radicalmente la forma en que vemos e interpretamos el mundo y, especialmente, la manera en que nos relacionamos con él. No hay franja de edad que se libre, desde casi bebés hasta ancianos, todos descubren su particular canal para conectarse con el mundo que te rodea. No hablemos ya de su influencia en las teclas del poder vía política.
Pero, como padre de adolescentes, me preocupa especialmente su uso en edad temprana, en pequeños y jóvenes. El consumo de redes sociales, de internet en general, por los escolares debería de ser motivo serio de preocupación por las diferentes administraciones y, especialmente, por la comunidad educativa, en la que incluyo por supuesto a los padres.
Es un fenómeno reciente sobre el que poco sabemos, más allá de la enorme dependencia que genera en todo aquel que cae rendido en su usabilidad. Una nueva forma de engancharse obsesivamente a algo. La proliferación de equipos móviles cada vez más versátiles, potentes y baratos, la aparición de nuevas redes sociales como snapchat, con un toque transgresor, la nueva socialización impersonal, el desconocimiento de los padres de lo que sus hijos hacen, en fin, casi todo lo que rodea las redes hacen de ello un potencial problema que debería de analizarse con urgencia.
Desde luego la realidad va a una velocidad que asusta, pero tenemos que ser capaces de reaccionar e imprimir, al menos, rapidez a nuestras actuaciones sobre este campo. De no hacerlo habrá una generación de nativos digitales que hayamos dejado sola ante un universo que tiene muchas cosas buenas, pero otras muchas perversas y que no sabemos como controlar, más allá de limitar o prohibir su uso.
Por otra parte intervenir también significa sacarle provecho para la educación, la formación humana y la adquisición de hábitos saludables, además de otras infinitas aplicaciones que nos permitirían generar valor a algo que, pese a ser virtual, es tan real como la vida misma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

La Pirámide del Donante vs Maslow ¿funciona?

Una de las herramientas conceptuales para la clasificación de las acciones de captación de fondos de entidades no lucrativas es la llamada Pirámide del Donante.
Clasifica a modo de pirámide de Maslow las donaciones en función del crecimiento del compromiso de la donación. Cuanto mayor sea más se sube en el escalón de la pirámide. También sirve para clasificar los donantes tal y como se comportan en la realidad, pasando de una base muy extensa de pequeñas donaciones realizadas en actos espontáneos, desde dar monedas para una hucha del Domund o comprar un rifa en una cena benéfica, hasta las donaciones que más compromiso traen consigo (el recuerdo eterno) como los legados.
En teoría los fundraisers aplican sus conocimientos técnicos para hacer subir a los donantes poco a poco por los diferentes escalones.
Un donante con una pequeña aportación puntual en un acto benéfico será contactado posteriormente para conseguir hacerle socio periódico de la organización. Con el paso del tiempo se l…

BRANDING Y ONG´S

Reconozcámoslo, todos somos depredadores de marcas. Ropa de temporada, el último smartphone, una película de Hollywood, la pasta dentífrica que me ayudará a sonreír, llevar ese reloj con el que tanto soñé, tomar un café en Starbucks a precios desorbitados,… Los profesionales del marketing y la publicidad lo saben y nos bombardean cada día sin compasión con cientos de anuncios, vallas, banners, cuñas, folletos,… No hay escapatoria, las marcas y la información sobre ellas nos llega en todas direcciones y a gran velocidad. Miles de millones de euros son destinados cada año a penetrar en la mente de los potenciales consumidores sin piedad, desde todos los frentes que podamos imaginar.

John Wanamaker (1838-1922) empresario del comercio de EE.UU., considerado por algunos el padre de la publicidad moderna, tiene una famosa frase, plenamente vigente hoy: “la mitad de mi presupuesto para publicidad se desperdicia. El problema es que no sé cual de las dos mitades es”. Según XP Marketing Group c…