Ir al contenido principal

Cruz Roja ¿Y ahora qué?



Voy a tomarme la licencia en el blog, que para eso lo tengo, de explicar el proceso electoral de Cruz Roja y narrar cómo fue en A Coruña, tratando de hacerlo simple y resumido. Pese a todo, aviso que será de poco interés para los que me sigan por el marketing humanitario. Espero que lo perdonen.

El pasado sábado 25 de octubre se celebraron elecciones  en Cruz Roja Española, en donde se eligieron los 8 vocales que formarán parte de cada Comité Local de España, cerca de 900. El ámbito local es el que activa el censo de la organización, 1.200.000 personas.  El reglamento determina que partir de este momento se “construya la casa” hacia arriba, pero ya sólo con los votos de los/as vocales de los comités locales, eligiendo a los/as vocales de los comités provinciales, luego a los/as autonómicos/as y desde ahí los/as 350 representantes de la Asamblea General, máximo órgano de gobierno de la Institución.

Una vez constituida la Asamblea General elegirá a los/as vocales del Comité Nacional y a su Presidente/a para los próximos 4 años. Pero el proceso no acaba ahí, porque la Presidencia Nacional nombrará, de entre las propuestas que reciba, las presidencias autonómicas, estas a las provinciales y estas a su vez a las locales, momento en el que se dará por cerrado el proceso, dentro de unos 6 meses.

En la mayoría de las ocasiones no se celebran elecciones locales porque no se presentan más de 8 vocales, lo que desde la organización y los que la integramos se interpreta en clave de normalidad. De hecho en A Coruña de las últimas 6 sólo se votó en 2. Pero en ocasiones los vocales que se presentan superan los 8 y el censo de esa localidad formado por los socios y voluntarios es llamado a las urnas. Es lo que pasó en esta ocasión en A Coruña, que nos presentamos 15 vocales y había que celebrar elecciones.

El proceso en A Coruña:

Los datos del proceso que tengo son aproximados, así que si hay algún pequeño error espero se disculpe.  En A Coruña ciudad el censo lo forman unas 13.000 personas entre socios/as y voluntarios/as. Votaron 176, el 1,35% del total. Una participación muy baja, pero pese a todo apuntar que en estas elecciones en A Coruña votó más gente que en ningún otro proceso desde que se implantó el sistema electoral actual. A la vista del dato queda como mínimo para la reflexión la importancia de fomentar la participación dentro de la Institución, en las elecciones y en otras acciones como llamamientos de emergencia, por ejemplo. Cuanta más participación, más transparencia, más representatividad y más legitimidad.

Las listas de la Institución son abiertas, es decir, eliges persona a persona a quien votas. Es normal que en las listas abiertas conozcas a tu candidato, en contraposición con las listas cerradas en las que votas a una candidatura en bloque de la que no tienes porqué conocer a todos sus componentes. El espíritu electoral en Cruz Roja es el de listas abiertas y eso a mí me parece que está muy bien. Pero se puede marcar en la papeleta hasta 6 nombres, circunstancia que hace habitual formar candidaturas agrupadas de 6 personas que se presentan en bloque, para así conseguir los votos cruzados de quienes les apoyan, algo permitido por el reglamento. Por supuesto también puedes ir sólo, como en mi caso y el de algún otro/a candidato/a, añadiéndole, vista la situación, un punto de dificultad a la elección.

Y sí había candidaturas, una formada por 6 y otra por 3 personas. De inicio eran favoritas, porque muchos electores/as llegarían (como así fue) con la papeleta cubierta con los 6 o los 3 nombres ya marcados. Los/as candidatos/as agrupados/as en la de 6 sacaron una media de 75 votos y salieron todos/as elegidos/as. Ya sólo quedaban 2 puestos libres. En la candidatura de 3, uno de ellos se destacó con 59 votos. Después entré yo con 55. Es decir, quedé el 8º en número de votos, pero muy satisfecho con el apoyo logrado. Fuera del Comité quedaron otros/as 7 voluntarios/as, los/as restantes de los/as 15 vocales que se presentaron.

¿Y ahora qué?

La verdad es que visto desde dentro y después de 21 años en "la casa", poca cosa, además de seguir colaborando y ayudando como hasta ahora. Eso sí, con un renovado espíritu de ilusión por poder ser testigo directo de una etapa de la que podamos sentirnos más orgullosos si cabe. No obstante, si tuviera que destacar algún aspecto importante en el que profundizar y siempre con la óptica de ayudar, me quedaría con estos:

  • Ayudar en los proyectos de modernización y actualización de los procesos de actividad, toma de decisiones y participación del voluntariado.
  • Ayudar a dinamizar la actividad de la Institución desde planteamientos que busquen maximizar su utilidad ante la sociedad, intentando impulsar proyectos para los nuevos retos que tenemos (desempleo y precariedad económica, medio ambiente, cooperación internacional, preparación para las emergencias, apoyo a los mayores y menores en dificultad,...).
  • Ayudar para poner en marcha proyectos de alianzas y trabajo en red, que hagan de Cruz Roja una guía que anime a avanzar a otras muchas organizaciones, de menor tamaño y capacidad, en el camino de la construcción del tejido del tercer sector con sostenibilidad y profesionalidad.
  • Y más en concreto, además del trabajo orgánico en los diferentes ámbitos, seguiré siendo voluntario activo y ayudando en los programas del Área de Cooperación Internacional del Comité Local de A Coruña.

Cerrar felicitando a los/as otros/as 7 vocales elegidos/as (mis actuales compañeras y compañeros de Comité) y enviando un cariñoso abrazo, por su compromiso, a los/as otros/as 7 voluntarios/as que no salieron elegidos/as, alguno/a de los cuales conozco bien y aprecio sinceramente.

Y a las 55 personas que me dieron su voto que sepan que espero estar a la altura de su confianza. Así dicho no parece gran cosa, pero para mí es un honor y un compromiso.

Ahora, a trabajar por ayudar.

(De la foto lamento desconocer el autor, el nombre de las personas, el tiempo y el lugar, pero la Cruz Roja en el brazo del hombre simboliza muy bien como hacemos las cosas).

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué ong me recomiendas para hacerme socio?

El otro día unos amigos cenando me preguntaron de qué organización se podían hacer socios. Les va bien económicamente y quieren ayudar de forma periódica alguna causa. Conociendo mi blog y mi condición de voluntario de Cruz Roja les pareció oportuno lanzarme la pregunta para que les orientara sobre algunas opciones y, al mismo tiempo, hacerme conocedor de sus propósitos. 
No sabían bien donde se metían, porque lo que podían pensar sería una respuesta rápida y simple tipo "haceros socios de tal ong", para un fundraiser (aunque sea vocacional) disponer de unos amigos,  donantes potenciales, esperando una orientación es un momento muy especial, que pocas veces se da y del que disfrutamos como niños. 
Tomas aire y lentamente empiezas a razonar sobre los socios en España, cuantos son, cuanto donan y que tipo de ong apoyan. Explicas la importancia del socio para que el sistema funcione y todo lo que se hace gracias a ellos. Por supuesto, como sin importancia, sueltas lo de los be…

La Pirámide del Donante vs Maslow ¿funciona?

Una de las herramientas conceptuales para la clasificación de las acciones de captación de fondos de entidades no lucrativas es la llamada Pirámide del Donante.
Clasifica a modo de pirámide de Maslow las donaciones en función del crecimiento del compromiso de la donación. Cuanto mayor sea más se sube en el escalón de la pirámide. También sirve para clasificar los donantes tal y como se comportan en la realidad, pasando de una base muy extensa de pequeñas donaciones realizadas en actos espontáneos, desde dar monedas para una hucha del Domund o comprar un rifa en una cena benéfica, hasta las donaciones que más compromiso traen consigo (el recuerdo eterno) como los legados.
En teoría los fundraisers aplican sus conocimientos técnicos para hacer subir a los donantes poco a poco por los diferentes escalones.
Un donante con una pequeña aportación puntual en un acto benéfico será contactado posteriormente para conseguir hacerle socio periódico de la organización. Con el paso del tiempo se l…

Animal Copyrights

Os traigo una inteligente campaña de  WWF. Pretenden captar fondos para ayudar a proteger especies en peligro de extinción y sensibilizar sobre la belleza de la naturaleza salvaje.
Han creado un banco de imágenes captadas por animales en libertad a los que se les ha colocado una cámara. Las instantáneas han sido filtradas y las elegidas retocadas para hacerlas atractivas para la venta.
Posiblemente el famoso selfie del mono y su polémica con los derechos de autor haya sido el detonante de la idea, pero en cualquier caso me permito felicitarles porque me parece un campañón, original, tecnológicamente avanzado, escalable y que conectará con el perfil del actual donante de ong´s medioambientales. 
3 Objetivos combinados:

1º La creación de productos atractivos para clientes tan exigentes, por ejemplo, como agencias de publicidad,
2º Que ese producto haya sido creado directamente por un animal en libertad
3º Que el beneficio de la venta de ese producto vaya a financiar la protección de es…