SOY UN REFUGIADO, VIRTUAL



Las aplicaciones para móviles se están convertido en un magnífico instrumento de comunicación para las empresas. En los próximos meses veremos como se hacen mucho más cotidianas, introduciéndose en nuestras vidas empujados por importantes inversiones en marketing de multinacionales, desesperadas en la búsqueda de la atención de un consumidor muy despistado en los últimos tiempos con tantos canales de tv, redes sociales, blogs y demás zarandajas.

El movimiento humanitario no es ajeno a este fenómeno y las principales organizaciones del mundo está desarrollando aplicaciones para dar a conocer sus fines, para sensibilizar, para educar en valores, difundir buenas prácticas o simplemente para captar fondos.

Encontré estos días una interesante aplicación para ios y android de UNHCR "my vida como refugiado", que a modo de juego pretende sensibilizar sobre lo que supone convertirse en refugiado. El proyecto tiene mayor envergadura y los de UNCHR (ACNUR en España) desarrollaron un entorno tecnológico sobre la idea creando un juego interactivo. Dirigido a estudiantes "contra viento y marea" les permite simular los horrores de la guerra desde la perspectiva de la población civil convertida en refugiada.

Millones de personas en el mundo padecen esta condición, despojados de su vida por conflictos bélicos. Hacer visible a los refugiados y sus circunstancias es un claro objetivo de sensibilización de la opinión pública de las organizacines implicadas en ayudar a los refugiados: "Tu vida corre peligro y tienes que huir de tu país para sobrevivir..." así comienza el juego, así es la realidad de los refugiados.

Descargar la aplicación y ayudar a difundirla es una buena práctica humanitaria. Conocer más en profundidad como estas personas estás siendo perseguidas, encarceladas, torturadas, despojadas de toda dignidad por el mero hecho de nacer en un lugar, ayuda a entender un poco más el drama que padecen y favorece que nos impliquemos en paliar esta lacra.

Entra en el juego, elige nombre y simula ser un refugiado. Tu objetivo es sencillo: sobrevivir y salvar a tu familia. Lo harás como un juego, pero ten presente que para los refugiados no es un juego, es su vida.



Comentarios